Un equipo SWAT se equivoca de casa por culpa de una red Wifi abierta

Un equipo SWAT se equivoca de casa por culpa de una red Wifi abierta

Escrito por: Rubén Afonso   @https://twitter.com/rubentnf    2 julio 2012     2 Comentarios     3 minutos

¡Cuidado con dejarte la red Wifi abierta de tu casa!, podría pasarte algo similar y llevarte un susto como esta familia estadounidense se lo llevó

Esto es lo que le pasó a un grupo de la unidad SWAT en Evansville, Indiana. Y es que tras haberle llegado amenazas por parte de un individuo por Internet, estos localizaron la IP desde donde se mandó la amenaza. Una vez obtenida la orden de allanamiento correspondiente, la unidad policial se presentó en la casa que habían localizado preparados con todo el equipo táctico, al entrar utilizaron hasta granadas cegadoras.

Y, hasta aquí, ¿qué es lo sorprendente?. Pues resulta, que esos pobres inquilinos que habitaban esa casa y sufrieron ese ataque, donde tuvieron que presenciar ese ataque como si fueran una amenaza pública, resultaron ser inocentes. Tras esto, la policía se dió cuenta de que habían sido engañados por la dirección IP usada para la amenaza, y esas no eran las personas que hicieron dicha amenaza.

La casa tenía una red Wifi abierta, por lo que, el responsable de la amenaza, a quien se ha arrestado ya, uso la red Wifi de esa gente para enviar así su amenaza y “mantener” por un tiempo más prolongado, el anonimato.

Hackear Wifi

¿Moraleja?

Tener un red Wifi abierta, y más cuando es personal, no hablamos de sitios públicos que evidentemente ellos mismos ofrecen estas redes abiertas porque, aunque veamos que están abiertas y todo aquel que quiera puede conectarse, tienen limitaciones y protocolos de seguridad. Pero en el ámbito personal, en nuestra casa, por ejemplo, debemos de asegurar nuestra red Wifi con contraseña.

Si tenemos nuestra red Wifi abierta (sin contraseña) daremos paso a que cualquiera pueda conectarse a la misma y descargar películas u otros archivos, lo que genera que nuestra conexión sea más lenta o peor todavía, podrían acceder a nuestros datos personales, contraseñas, conversaciones o controlar nuestro ordenador y hacer, cosas parecidas a el caso anterior o más graves.

Recomendamos totalmente que se ponga contraseña a nuestra red Wifi, ya que así evitaremos posibles problemas de lentitud y demás. Existen varios tipos de contraseñas, las cuales son: WEP, WPA-PSK y WPA2-PSK.

Logotipo red Wifi

Para hacer un repaso por encima y no tener que meternos de lleno en el tema, las contraseñas WEP son las que se utilizaban para señales Wifi muy bajas y estas eran contraseñas muy débiles, ya que se descifran fácilmente. En el caso de las WPA-PSK son bastante más seguras y más complicado de descifrar pero si queremos, y nuestro router lo permite, podemos asignarle una contraseña WPA2-PSK Enterprise, mucho más segura que las anteriores y por lo tanto, menos descifrable.

De este tipo de contraseñas existen generadores en Internet para obtener una buena contraseña segura, según el tipo que elijamos, aunque a veces el propio router tiene un generador de claves. No obstante, también nosotros podemos crear una contraseña segura y bastante difícil de descifrar si hacemos una combinación entre mayúsculas y minúsculas, números y caracteres, lo que dificultará el acceso no deseado a nuestra red Wifi.

Vía (noticia) | Arstechnica


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.