28 junio 2016 Hogar digital, Tecnología

xiaomi-folding-bicycle-2

Xiaomi es el gigante chino que está especializado en dispositivos electrónicos, que desembarcó no hace mucho en el mercado de los smartphones y que nos presenta, de vez en cuando, alguna cosa que se sale de su ámbito tradicional. Si no hace más que unos meses presentó el dron que ha diseñado el departamento correspondiente de la marca. Esta vez nos sorprenden con una bicileta eléctrica, que ofrece la posibilidad de funcionar con un pequeño motor eléctrico y además, es plegable.

La Mi Qicycle, que es el nombre que recibe este modelo eléctrico, que se ha lanzado hace unos días y que resulta una atractiva manera de tener una bici que se puede llevar a cuestas e incluso en el maletero de cualquier coche. Se puede plegar utilizando un sistema que ha patentado la marca china y que permite un plegado longitudinal que hace que el eje principal no se doble y mantenga los sensores listos.

Ligera, plegable y conectada

El peso de la Mi Qicycle es solo de 13,5 kg, así que se puede transportar fácilmente. Y aunque tenga este peso, es perfectamente capaz de enfrentarse a una jornada de pedaleo recreativo. Está equipada con un motor de 250 W a 32 V, que gracias a su batería de litio aportada por Panasonic de 18650mAh permite asistir al pedaleo durante 45 km. Con su ayuda se puede subir cuestas considerables con un menor esfuerzo, pero sin el uso del mismo también hay sistemas que ayudan a que el esfuerzo sea el mínimo.

xiaomi-folding-bicycle-1

El sistema eléctrico utiliza la tecnología TMM que permite adaptar la resistencia al pedaleo al usuario. Fuera de la capacidad eléctrica de la bici cuenta con el sistema MTB Shimano, que tiene tres posiciones para facilitar el pedaleo. Pero, tratándose de una bicileta Xiaomi, no se queda solo en esto. Está equipada con varios sensores que permiten geolocalizarla, pero también ofrece información de las calorías quemadas durante el paseo, los kilómetros recorridos en cada sesión y otras funcionalidades que se transmiten vía Bluetooth a la aplicación del móvil.

A esto se le suma la resistencia al agua, que tiene una certificación IPX5, lo que le permite ser bastante versatil. La bici tendrá un precio, al cambio, de unos 400 euros y parece ser que por el momento no saldrá del mercado chino, aunque no nos importaría verla por las tiendas españolas, porque parece una bici práctica y muy, muy conectada. Justo lo que nos gusta por aquí, ¿verdad?

Vía | Gizmag

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *