21 octubre 2015 Periféricos

nas_WD_DL2100 (1)

Cuando se está trabajando en la oficina, en ocasiones es necesario compartir documentos, gráficos o incluso achivos audiovisuales con compañeros, para sacar adelante algún proyecto conjunto. En internet encontramos varios servicios que ofrecen este tipo de servicios, pero ¿y si pudiéramos tenerlo en nuestra propia empresa sin necesidad de estar en la nube?

Para tener un almacenamiento en la nube, pero de una manera más privada de lo que puede ofrecer internet, están los dispositivos NAS. Estos dispositivos funcionan igual que la nube, pero a un nivel particular y más privado.

El dispositivo que he probado estas semanas ha sido el NAS de Wester Digital My Cloud DL2100, que ofrece precisamente eso, un espacio compartido para los compañeros y clientes con los que es necesario mantener este tipo de contacto.

Este sistema de almacenamiento cuenta con dos discos extraíbles de hasta 6 TB, lo que permite tener un espacio de hasta 12 TB, lo que da para muchos archivos compartidos.

nas_WD_DL2100 (6)

Además de contar con dos conexiones para el cable de red Gigabit Ethernet , el DL2100 cuenta con dos puertos USB 3.0. Los dos conectores para la toma de corriente también están duplicados, para evitar pérdidas de corriente o de conexión con el router. Para funcionar, presenta una memoria RAM física de 1 GB que puede ampliarse hasta los 5 GB. El procesador que se encuentra en su interior es un Intel Atom C2350 de doble núcleo y una velocidad de 1,7 GHz.

Un aspecto compacto para ofrecer un servicio de calidad sin destacar físicamente

En su aspecto externo destaca su forma compacta, con unas medidas de 216 mm x 108 mm x 147 mm (largo x ancho x alto). El color negro de la carcasa le aporta una imagen serie y efectiva y en ella se pueden ver los LEDS que indica que está en funcionamiento y que los discos están funcionando correctamente.

El calor que se genera dentro del dispositivo se extrae gracias a un ventilador de considerable tamaño que es más silencioso de lo que se podría imaginar. Se activa rápidamente y en un momento está listo para ser utilizado.

La facilidad de uso, uno de los valores del DL2100

Lo que realmente nos importa de este dispositivo es la facilidad para subir archivos y acceder a ellos desde distintos dispositivos. My Cloud DL2100 funciona gracias a la interface My Cloud OS, que pone a disposición de los usuarios una gran cantidad de herramientas y funciones para poder gestionar con facilidad y rapidez los archivos que se desean compartir.

Una de las ventajas es el número de usuarios que pueden abrir cuenta en el sistema, hasta 800 usuarios. La velocidad de subida se cifra en 101 Mb/s y la de lectura es de 115 Mb/s. La subida de datos y la recuperación se produce de manera muy dinámica y tanto en el equipo de sobremesa como en el portátil y el smartphone han cumplido con lo que promete, aún siendo archivos de cierto peso.

My Cloud DL200 cuenta con varias herramientas avanzadas, que sirven para coordinar de manera muy eficiente los grupos de trabajo e incluso incluye un software de vigilancia que puede conectarse con las cámaras de la empresa para seguir desde él lo que ocurre en la empresa.

nas_WD_DL2100 (2)

Durante los días que he estado utilizando el dispositivo he podido comprobar cómo se puede agilizar el intercambio de información entre los usarios y cómo puede ser un buen aliado en la empresa. Además, permite sincronizar otros servicios como Dropbox y tener también los archivos compartidos con esta plataforma en My Cloud DL200.

El precio de esta NAS está alrededor de los 350 euros, aunque este precio no incluye los discos. Para la prueba, WD ha incluido dos discos WD Red de 2 TB cada uno, diseñados específicamente para ofrecer el mejor rendimiento en este dispositivo.

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *