30 septiembre 2010 Automóvil, Tecnología

Batería carroceria

Uno de los grandes problemas de los coches híbridos o eléctricos son las baterías. Para que los vehículos tengan una autonomía aceptable es necesario incorporar grandes baterías con un peso bastante elevado, esto hace que el motor eléctrico necesite más energía para mover el automóvil, por lo que la autonomía se reduce.

Volvo y el Imperial College de Londres han iniciado un proyecto para intentar convertir las carrocerías de los coches en baterías. La idea es utilizar una aleación de fibra de carbono y resina de polímero que podrían almacenar la energía de una forma más efectiva que las baterías de iones de litio. Además, este material sería muy flexible y podría usarse sin problema para dar forma a los coches, proteger igual que los materiales utilizados en la actualidad y reducir el peso de los actuales coches eléctricos en un 15%, por lo que los motores necesitarían menos energía para desplazarse.

La investigación tiene una duración estimada de unos tres años y otras nueve empresas (además de Volvo e Imperial College) han decidido unirse a la investigación aportando fondos. La Unión Europea también ha colaborado con la investigación aportando tres millones y medio de euros.

Vía | CNet

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Volvo podría hacer realidad la carrocería que funcione como batería para sus eléctricos 1 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *