22 marzo 2010 Eventos, Tecnología, Televisores

Samsung 3D LED8000

La tercera dimensión ya está aquí. Y hemos sido testigos de ello, porque como os contamos a través de twitter la semana pasada en directo, asistimos a la presentación en las oficinas de Samsung de su nuevo producto: la televisión en 3D.

Pero se han pensado todos los detalles. Su compatibilidad con la televisión normal o de 2 dimensiones es posible simplemente ajustando una opción en el menú del aparato. De esta manera, será posible visualizar cualquier película con formato nativo en 3D en 2D y al revés, un partido de fútbol, una carrera de F1, cualquier programa de televisión, visualizarlo en 3D con un software muy avanzado que se incluye en la tele. ¿Os imagináis los telediarios en 3D? Es posible, acompañadme.

A ver si soy capaz de explicar en pocas palabras y que se entienda lo que nos explicó Toni en la presentación. Igual que si nos tapamos un ojo, la sensación de espacio se reduce, lo que se pretende conseguir es que a cada ojo le llegue una información del fotograma diferente. Esto se consigue con las gafas polarizadas (activas o pasivas) en lo que se llama proceso stereoscópico o bien sin gafas, que se llama autostereoscópico. Cada uno tiene ventajas e inconvenientes pero el segundo, principalmente el inconveniente es que no admite la visualización indistintamente en 2D/3D, por lo que queda desestimado.

Televisión en 3D de la mano de Samsung

Ya nos queda sólo la opción de utilizar gafas para ver la tele. Yo no estoy muy a favor, pero la tendencia y la tecnología es lo que dicta. Tenemos la opción de usar gafas pasivas (como las que nos dieron en Avatar, Imax o similar) o bien gafas activas, con batería y con posibilidad de interferencias como desventajas.

En las primeras, el fotograma es dividido en dos, la mitad de líneas polarizadas para el ojo derecho y la otra mitad para el izquierdo. En una película de cine de 24.000 líneas, la resolución no se ve muy alterada (aunque sea la mitad). Sin embargo, en una televisión con resolución Full HD de 1024 líneas, la reducción es considerable, por lo que también se descarta esta opción. La solución, pues, son las gafas activas, que como ventajas se destaca que la calidad en 2D y en 3D es muy similar (no pierde calidad) y el ángulo de visión que es superior a los 100º con respecto al televisor.

Las gafas están disponibles en tamaño adulto y tamaño niño, éstas últimas de diferentes colores e intercambiables, y con batería de litio o carga por USB. Éstas últimas se cargan en 2 horas hasta batería completa y tienen unas 30 horas de uso. Creo recordar que vienen 2 incluídas por la compra de cada televisor y cuestan 40 euros adicionales, pero no lo puedo confirmar.

Gafas 3D Samsung

En la práctica de lo que hemos visto es realmente, cuanto menos, sorprendente. Por supuesto que tiene que mejorar el producto y bajar los precios, ya que Samsung fue el pionero en aplicar la tecnología LED TV a sus televisores y el que primero va a llegar al mercado del cliente final a unos precios nada desorbitados con tecnología LED TV y 3D. Aun así, las cosas tienen que mejorar.

En la presentación pudimos ver una demo de película en 3D nativa (reproducida en el Blu-ray BD-C6900 de Samsung con un precio de 399 euros) y su conversión a 2D. Ambas demos eran idénticas y se veían con una calidad similar (hasta lo que el ojo humano puede diferenciar). También pudimos ver una parte de una carrera de la Nascar en 2D renderizada a 3D y el resultado era impresionante, de verdad, con una calidad que me sorprendió. Las gafas son lo más sensible del conjunto, ya que la luz fluorescente o cualquier obstáculo que se interponga entre la tele y la persona, conlleva una interferencia que hace perder durante segundos la visualización 3D.

La gama del producto se amplía hasta las 65 pulgadas, tanto en sus versiones de plasma como led. Además, seguirán con las mismas características de Internet@TV, protocolo allshare (nombre comercial del dlna) y con HDMI en versión 1.4 para mejorar el conjunto. El precio de salida del más básico es el modelo de 40 pulgadas (UE40C7000) es de 1.799 euros, llegando hasta los 2.999 euros de la misma serie para las 55 pulgadas. La serie LED C8000 parte de un precio de 1.999 euros para las 40 pulgadas hasta los 3.299 euros para las 55.

Fotos | Javi Vicente y Samsung

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *