30 octubre 2012 Tecnología

He escuchado a varios deportistas decir aquello de “I love this game” cuando han tenido una buena actuación o han ganado algún trofeo, o simplemente cuando están disfrutando con el deporte que han escogido, con su mundo. Yo creo que todos deberíamos sentir lo mismo con la profesión o el gremio que hemos escogido, con nuestro mundo. En mi caso, escogí el camino de la ciencia y la tecnología, y aunque no he participado en un avance como el de este artículo, cuando encuentro una noticia así, es cuando puedo decir, “I love this game”.

Me encanta, simplemente me encanta ver que hay grandes mentes en este mundo que enfocan su trayectoria profesional hacía algo que no se limita únicamente a aumentar el beneficio económico de su empresa. Que sí, que están muy bien los departamentos de I+D que trabajan noche y día para crear el móvil mas fino, con mayor resolución y con mil historias más para ganar a la competencia, pero desde mi punto de vista, merece un mayor esfuerzo y más recursos la tecnología enfocada a salvar vidas. Veamos qué es esto del sujetador que detecta el cáncer de mama.

Lo que encontramos en este diseño que, a priori, podría parecer una de esas “trampas” femeninas para mostrar una mejor figura, es una tecnología capaz de detectar los pequeños cambios en el tejido del seno que ocurren años antes de la generación del tumor, recalco, años antes de la generación del tumor. Si esto funciona, merece toda nuestra atención y confianza para seguir investigando.

Sus creadores explican que, esta “prenda”, consiste en un sistema de detección de cáncer de mama no invasivo, con el que no haría falta seguir realizando mamografías, y que al parecer es más barato, menos doloroso y más sensible en cuanto a precisión de resultados.

Estos pequeños cambios en el tejido del seno, que comentábamos antes, se detectan gracias a un análisis de la temperatura que, junto a un software bioinformático, es capaz de encontrar esas pequeñas anomalías que se empiezan a generar mucho tiempo antes de la aparición del tumor. Comentan que no es tóxico, no es radioactivo e incluso es cómodo.

Habrá que esperar a los primeros resultados oficiales tras un tiempo en el mercado, pero si funciona tal y como dicen, los casi 800€ que cuesta, me parecen una buena inversión.

Más información | First Warning System

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 31 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *