20 marzo 2012 Automóvil, Tecnología

Hemos visto, en numerosas apariciones cinematográficas, diferentes modelos de coches inteligentes, desde coches con conducción autónoma hasta algunos con una sorprendente inteligencia artificial que lo convertían en un amigo inseparable más que en un automóvil utilitario, como era el caso de Kitt, “el coche fantástico”. Lo curioso es que la realidad, una vez más, se aproxima a la ficción.

Grandes prodigios de la ingeniería automovilística nos han hecho ver como puede evolucionar un coche en todos los sentidos, y sobre todo en seguridad, un tema realmente preocupante basándonos en las estadísticas de los siniestros en carretera… Ahora estamos ante un nuevo avance, de la mano de Subaru.

Lo que encontramos aquí es un sistema de prevención de colisiones llamado Eyesight, y consiste en un conjunto de cámaras, colocadas en la parte delantera del vehículo, capaces de detectar distancias e incluso las líneas de la carretera. Con este sistema, el conductor recibirá un aviso, tanto visual como sonoro, de la peligrosa proximidad a cualquier objeto, en función de la velocidad, ya sea otro coche, un persona o un obstáculo en la carretera.

Un detalle muy importante de este ingenio de la tecnología, es que el sistema es capaz de frenar o incluso disminuir la velocidad del vehículo, de forma automática, si no detecta la reacción del conductor ante el peligro. Esta función, al igual que la detección de la proximidad a las líneas de la carretera, reducirá significativamente los accidentes provocados por la “incapacidad” del conductor, como por ejemplo la somnolencia.

Es cierto que todos podemos tener un despiste al volante, pero sabemos que estos avances son necesarios, más que por los despistes, por la irresponsabilidad de tantos y tantos conductores que aun no se han dado cuenta que al volante ponen su vida y la de los demás en juego. Por suerte hay mucha gente trabajando en disminuir los efectos de esa irresponsabilidad, esa triste irresponsabilidad…

Más información | Subaru

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

2 comentarios
  • carlets

    Esto no es nada nuevo, los Audi de gama alta de hace 4 años, ya incorporaban susodichos sistemas, y en la posicion cruiser para control automatico de velocidad en autopista, al acercarse a otro vehiculo que esta rodando a una velocidad inferior, el Audi reduce la velocidad incluso activando las luces de freno.

    Y no necesita de camaras!

  • Buenos días apreciado Carlets,

    Ante todo gracias por tu aportación. Es cierto que la metodología del sistema no es lo innovador aquí, como bien dices, existen otros vehículos con sistemas parecidos. Lo innovador es el sistema Eyesight, que es una evolución o perfección de los sistemas ya existentes. Puedes encontrar el detalle y la comparación técnica de los mismos en diferentes páginas de internet, pero lo principal es el sistema de cámaras, ya que comentas que el Audi de gama alta no necesita cámaras. Me explico:

    Al tratarse de cámaras que procesan imágenes estereofónicas, y a diferencia de los sistemas de radares y sensores de otros vehículos, son capaces de ofrecer un ángulo de detección mucho más amplio y de discernir obstáculos en un rango de tamaños más extenso.

    Por otro lado, estas cámaras se montan en el interior del vehículo, reduciendo significativamente el deterioro del sistema a causa de los daños que sufren algunos sensores colocados a lo largo y ancho del exterior del coche. Mucha gente se ha quedado sin el sistema de ayuda en estacionamiento a causa de un pequeño golpe en su vehículo.

    Y como dijo Henry Ford “el verdadero progreso es el que pone la tecnología al alcance de todos”, un Audi de gama alta requiere un poder adquisitivo del comprador más elevado del que supone un subaru, aunque aun no está montado en los modelos más asequibles, todo sea dicho.

    Nuevamente agradezco tu aportación y tomo nota para futuros artículos que requieran alguna comparativa entre sistemas ya existentes.

    Un saludo.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *