13 junio 2016 Accesorios

yolk-solar-paper-review-8

A veces nos dedicamos a mirar alguno de los proyectos que inician su camino en Kickstarter y de repente, no sabemos si han conseguido llegar a buen puerto o no. En este caso, sí que se ha podido completar y ya está a la venta el Solar Paper de Yolk, un proyecto que ha conseguido reunir un millón de euros y que se ha convertido en realidad.

Se trata de un cargador solar, que permite obtener energía eléctrica gracias a la luz del sol y que puede resultar muy útil para recargar la batería de nuestro dispositivo móvil preferido sin necesidad de contar con un enchufe con el que obtener electricidad. Sí, sabemos que tenemos powerbanks listos para ayudarnos con esto, pero hasta estos útiles dispositivos se acaban y hay que recargarlos.

Este dispositivo cuenta con una base formada por un panel solar con dos puertos USB en la parte superior. El panel no tiene ninguna cobertura, así que recibe directamente la luz del sol y la convierte en energía eléctrica sin problemas. Esta base puede generar 5 V a 500 mA o 2,5 W, lo que puede hacer que se recargue la batería de manera eficiente. Lo bueno es que se pueden añadir más placas, que se unen a la base con una sujección magnética que además permite pasar la energía obtenida por ellas a la base y de ella, al dispositivo.

yolk-solar-paper-review-9

La parte posterior cuenta con unos imanes que le permite estar pegados a la puerta de una nevera, por ejemplo, manteniendo su posición y evitando que se deslicen hacia abajo. El modo de uso es muy sencillo. Se coloca abierto, buscando la luz del sol y se conecta el dispositivo a cargar mediante el conector USB. Y el Solar Paper hace el resto, enviando la electricidad al dispositivo. Si por algún motivo se interrumpe la luz solar, en cuanto se reactiva la luz solar, se reanuda la alimentación de la batería solar, sin necesidad de tener que conectar o accionar el panel solar.

Para ayudar a conseguir la colocación correcta, el Solar Paper de Yolk cuenta con una pantalla LCD. Esta se ilumina cuando le alcanza la cantidad de luz adecuada y muestra un valor numérico que representa el voltaje conseguido. Cuando se conecta un dispositivo, señala que comienza a cargarlo y podemos estar seguros de que está funcionando. Habrá que estar atentos a la orientación, de manera que se consiga siempre la máxima carga.

No es el único panel solar que existe, pero este se puede configurar con seis paneles, lo que aumentara su capacidad hasta los 15 W. Su delgadez, con los tres paneles básicos, es bastante compacto y se puede transportar de manera sencilla, gracias al sistema modular con el que se puede plegar. Está a la venta en Estados Unidos al precio de 135 dólares la base, con la posibilidad de incrementar su potencia con paneles que cuestan 50 dólares cada uno.

Vía | Gizmag

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *