23 junio 2011 Curiosidades, Ordenadores

Android Netbook

Según informan desde Digitimes varias marcas como Samsung, Toshiba, Acer y ASUS planean construir nuevos ordenadores portátiles basados en arquitectura ARM y sistema operativo Android. A pesar de que este tipo de producto no es nuevo sí que parece que podrían llegar al mercado una buena cantidad de novedades de marcas punteras en su sector incluso a finales de este mismo año.

La propia ASUS podría tener avanzados los trabajos sobre un portátil de 13 pulgadas con procesador Tegra de NVIDIA que muy posiblemente fuese el futuro Kal-El de cuatro núcleos. Otros fabricantes estarían probando soluciones basadas en chips Snapdragon de Qualcomm e incluso de Texas Instruments. Y lo mejor de todo es que se barajan precios inferiores a 300 dólares, un precio muy competitivo por un ordenador de 13 pulgadas.

La ventaja de usar chips ARM en los productos es su gran eficiencia energética. Los chips ARM consumen menos energía que los basados en arquitectura x86 de Intel o AMD por lo que se consiguen dispositivos con un largo tiempo de uso útil. Su potencia es algo inferior, pero más que suficiente para realizar la mayoría de tareas cotidianas de un ordenador e incluso la ejecución de juegos de gran calidad gráfica o vídeo en alta definición.

La mayoría de teléfonos móviles inteligentes y tablets que se encuentran hoy día en el mercado utilizan chips basados en arquitecturas ARM, ya sean diseñados por Apple, Samsung, Motorola o cualquiera de las grandes compañías del mercado. Por supuesto el sistema operativo Android de Google tiene pocos secretos a día de hoy para la mayoría de usuarios.

Aún así, no obstante, merece la pena pararse un segundo a analizar porque este tipo de productos no ha tenido un gran éxito cuando llegaron al mercado. Solo hace falta darse una vuelta por el post sobre el Airis Kira N7000 que se distribuyó en su día con el diario El País para darse cuenta que no es un producto para todos los usuarios, aunque para hacer justicia vamos a intentar explicar con un lenguaje sencillo las causas de la mayoría de quejas sobre este tipo de netbooks.

Por un lado encontramos que la mayoría de estos primeros netbooks con Android fueron lanzados cuando el sistema operativo de Google estaba dando sus primeros pasos y sufría de un terrible problema de fragmentación. Prácticamente cada dispositivo tenía una versión diferente de Android y los fabricantes no se preocupaban en lo más mínimo en lanzar actualizaciones periódicas tal y como las conocemos en otros sistemas operativos como Windows, Linux o Mac OS X.

Los productos llegaron con una versión de Android y en esa se han quedado, sin poder beneficiarse de las mejoras introducidas en el sistema operativo y quedándose fuera de su alcance aplicaciones tan populares como Adobe Flash. En el caso del Airis Kira N7000 tiene la versión 2.1 de Android mientras que Adoble Flash necesita como mínimo de la versión 2.2 para funcionar. Mientras no llegue esa actualización no se podrá instalar Adoble Flash, y por lo tanto no funcionará nada que utilice ese plugin para funcionar.

Desde entonces Google ha puesto en marcha varias medidas para combatir la fragmentación de su sistema operativo y asegurarse que los fabricantes lleven las mejoras realizadas en su sistema operativo a los usuarios en forma de actualizaciones. De hecho durante la pasada conferencia I/O 2011 Google anunció un acuerdo con varios fabricantes y operadoras para asegurar 18 meses de actualizaciones a los productos inmediatamente después de su puesta a disposición para los fabricantes.

Gracias a esos esfuerzos el sistema va madurando y cada vez es más normal encontrar la misma versión de Android en todos los dispositivos de una misma gama así como beneficiarse de todas estas ventajas. Por lo tanto los nuevos productos no sufrirán de esos inconvenientes siempre y cuando sea de un fabricante con garantía de calidad.

Por otro lado el desconocimiento de la informática a niveles más elementales en la población no deja de ser asombroso, y si a ello se suma el rechazo al cambio intrínseco en los seres humanos se convierte en un cóctel explosivo para adaptarse a un nuevo sistema informático. Android NO es Windows, y por mucho que se parezcan en forma y diseño un netbook con Android y un netbook con Windows su uso no es igual.

Antes de decidirse por adquirir un netbook con Android es conveniente haber tenido contacto anteriormente con dicho sistema operativo y estar adaptado a los distintos cambios en su forma de uso. Ni las aplicaciones se instalan igual, ni el uso de documentos es el mismo, ni las aplicaciones tienen el mismo nombre. Los menús cambian, las interfaces cambian, las configuraciones cambian. Si no tenemos intención de perder un mínimo de tiempo en adaptarnos a usar un sistema operativo nuevo un ordenador con Android no es el producto adecuado para nosotros por muy barato que sea.

Otros de los factores a tener en cuenta es que no todos los productos tienen acceso al Android Market. Hay que tener muy claro que antes de adquirir un netbook con Android debemos asegurarnos que dicho producto tiene acceso al Android Market oficial puesto que es la manera más cómoda y sencilla de obtener e instalar aplicaciones nuevas.

Por lo demás cualquier dispositivo Android con las últimas versiones disponibles en el mercado permite realizar las mismas tareas cotidianas que un ordenador tradicional. Con la llegada de Android Ice Cream Sandwich se terminará de homogeneizar la experiencia Android independientemente del tamaño de pantalla que tenga el dispositivo y supondrá una buena alternativa a los sistemas operativos tradicionales. Eso, claro está, siempre y cuando nos adaptemos al cambio y adquiramos un producto con un mínimo de calidad.

Vía | Digitimes

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

1 comentario
  • carmen

    buenas ami megustaria saver si hay algun cacharrito de estos q cojen internet q compañia la sacara? para poder acceder a internet fuera de nuestro wiffi si orange.vodafon,moviestar,etcr gracias

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 junio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *