12 septiembre 2011 Tablets, Telefonía

Se podría decir que ahora mismo hay dos sistemas operativos móviles “principales”, Android de Google e iOS de Apple, que se disputan el pedazo de pastel más grande del mercado. Los primeros tienen una ventaja enorme sobre los segundos, y es que al haber varios fabricantes que implementan Android en sus terminales, la penetración es potencialmente mayor que tienen los productos Apple.

Esto podría cambiar en breve porque dos de los mayores fabricantes de dispositivos con Android, Samsung y HTC, podrían abandonar la plataforma de Google en favor de un sistema operativo propio, después de que cada empresa por su parte haya realizado ciertos movimientos que no hacen pensar lo contrario…

A esta conclusión se llega a partir de dos rumores surgidos en muy poco tiempo. El primero surge de uno de los sítios con más reputación del mundillo de Samsung, y se explica que a finales del 2012 la marca podría abandonar Windows Phone, cuando desde hace muy poco, también se dice que pretende también abandonar Android. En ambos casos lo que estaría buscando es basar su hardware en su propio sistema operativo móvil; puede que se trate de algo nuevo basado en Linux, o puede que desee impulsar Bada, sistema de su propiedad y sobre el que apuesta fuertemente.

Por otra parte, HTC está estudiando adquirir un sistema operativo propio; esto no implica que vaya a abandonar Android, pero en vista de los últimos movimientos del mercado tampoco sería demasiado descabellado, por varios motivos…

Tanto Samsung como HTC podrían estar estudiando la posibilidad de crearse un nicho de mercado con un sistema operativo móvil propio y muy probablemente exclusivo, debido a que su reciente crecimiento así se lo permite, crecimiento el cual ha venido de la mano gracias en gran parte a Android. Luego, volvemos a la pregunta inicial: ¿Porque Samsung y HTC podrían abandonar Android?

Porque en la indústria no ha sentado nada bien que Google haya comprado Motorola, y el siguiente paso todo el mundo puede ver venir cual podría ser. Una cosa es que Google ofrezca un sistema operativo sin hardware, y otra cosa muy diferente es que Google, ofrezca durante un tiempo dicho sistema, y cuando ya está implantado y con una buena cuota de mercado, compre una compañía de hardware móvil. A los partners un movimiento de este tipo no les puede parecer bien de ninguna manera, al menos de puertas hacia dentro.

Otro motivo es que tanto Samsung como HTC están enzarzadas en demandas contra Apple por violación de patentes sobre un software que NO es suyo, sino de Google. Digamos que con un sistema operativo móvil propio, tu te lo guisas y tu te lo comes, sin depender de nadie, pero tampoco pagando los platos rotos de terceros.

Y por último, y al margen de cómo termine la tormenta sobre patentes, hay quien está convencido que el éxito de Apple y su plataforma iOS se basa en parte en que la compañía lo tiene todo en su propio universo, sin licenciarlo a terceros.

Y es que, cuando parte de tu exitoso hardware radica en software de terceros, hay que ir con cuidado. Pero más aún cuando este proveedor de software se convierte también en fabricante de hardware, y por ende, en tu competencia directa.

 

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *