13 julio 2016 Tecnología

robot_k5

El uso de robots en trabajos de vigilancia no es nada nuevo y se está trabajando para convertirlos en algo habitual en muchos lugares. Knightscope lleva años preparando el lanzamiento del robot K5, del que hace unos meses que se presentó la versión definitiva y que está patrullando en algunos lugares públicos de Estados Unidos. Se trata de un vigilante robotizado, que está equipado con sensores y cámaras que le permiten moverse con libertad por el lugar donde vigila y está en contacto con la central para avisar de cualquier incidencia.

Este robot tiene una altura de metro y medio y pesa 165 kilos, lo que lo convierte en un dispositivo pesado y que puede moverse por superficies planas sin problemas gracias a sus sensores y cámaras. El robot se alquila a un precio de siete dólares la hora, un precio que lo sitúa por debajo del salario mínimo en el estado de California.

Además de todas las posibilidades de control que ofrece este robot, todos los datos que obtiene puede hacer que el sistema reconozca a un posible delincuente y pueda iniciar un seguimiento más completo del sospechoso, gracias a una serie de algoritmos que prevén el comportamiento de un posible criminal.

K5-robot-vigilancia

El accidente que pone en riesgo el servicio del K5

Pero aunque ya ha estado cumpliendo servicio en algunos lugares como centros comerciales y otros sitios durante los últimos meses, ahora ha surgido una importante cuestión que lo ha puesto en el candelero. Al igual que ha pasado con los coches de Tesla, no ha sabido ver un obstáculo y al chocar con él ha provocado un accidente.

El error en la detección de obstáculos ha provocado un serio accidente con un niño involucradoHasta aquí, no es nada extraño, ya que esto puede suceder y como mucho, supone que el robot acabe estropeado y fuera de servicio. Pero lo que preocupa es que el obstáculo fue un niño de 16 meses, que fue golpeado por el K5 y lanzado a tierra. En lugar de detectarlo y retirarse del camino que llevaba, el robot pasó por encima del pie del niño y le provocó alguna herida, afortunadamente, sin mayores consecuencias.

Este accidente ha puesto en entredicho los sistemas de detección del robot, que ha supuesto un riesgo para un niño y que podía haber puesto en riesgo la vida de este niño. Se trata de un incidente grave, afortunadamente no por los daños causados, sino por lo que podría haber pasado. Este sistema va a tener que pasar por talleres para demostrar su valía y su utilidad. Por ahora, estos accidentes van a hacer que se extremen los controles a estos vehículos y elementos autónomos y cuando se revisen estaremos ante una tecnología más segura y fiable.

Vía | Knightscope

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *