30 diciembre 2014 Curiosidades, Tecnología

Mobil_web_china
Con internet se puede encontrar cualquier cosa que se necesite. Seguro que hay páginas web donde se pueden encontrar ese producto que se está buscando. Y a poco que se busque, se pueden comprar marcas muy conocidas a precios estupendos. Eso ocurre porque no solo se accede a tiendas situadas en el territorio español, ni siquiera en Europa. Hay webs de otros lugares del mundo que los ofrecen mucho más económicos y te los hacen llegar hasta tu casa.

Además, en esas mismas webs hay productos similares, fabricados en sus países de origen, que ofrecen las mismas prestaciones pero a precios mucho más reducidos. Ocurre, por ejemplo, en las webs que venden móviles y tablets se pueden encontrar auténticos chollos que pueden resultar muy interesantes.

Pero hay que tener mucho cuidado a la hora de acceder a esas ofertas tan sugerentes. El principal punto a tener en cuenta es que la legislación en materia de garantía. Muchas de estas páginas no garantizan el plazo de dos años contados a partir de la fecha de compra para realizar las sustituciones y reparaciones que sí garantiza la normativa europea.

La mala traducción de las condiciones de venta puede representar un grave problemaEn algunos casos, para la traducción de las condiciones de venta se ha utilizado un traductor on line, lo que puede traer algunas frases en presunto castellano que difícilmente se pueden entender. Estas dificultades también se encuentran en los modos de contacto con el vendedor. En algunos casos estas páginas tienen unas maneras de contactar bastante complejas y el idioma puede resultar un problema grave.

Los productos que vienen desde Asia pueden encontrarse con alguna sorpresa que no está valorada en la tienda on-line. Es fácil que tengan gastos como aranceles de aduana, que corren a cargo del comprador y pueden hacer que esa ventaja en el precio desaparezca e incluso encarezca mucho el precio final. Y eso es sorpresa, porque unos productos tienen ese recargo y otros no.

El consejo que te podemos dar es que busques las páginas de este tipo que tengan el texto en castellano (o si tienes nivel de inglés, en ese idioma es más sencillo de encontrar) y con todas las condiciones bien especificadas. Averigua si puedes devolver el producto si sale defectuoso, los plazos para hacerlo y en cuanto tiempo te lo devolverán reparado. Si no lo tienes en cuenta, puede ser que esa compra tan barata te resulte tan cara que tengas que tirar el producto a la basura sin utilizarlo.

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *