27 diciembre 2013

Blackjack_board

Gracias a las películas de Hollywood los casinos siempre han tenido un aire noir muy atrevido con sus ambientaciones oscuras y la femme fatale que nos acompaña durante el tiempo que dure nuestra racha de buena suerte. Interesante, pero poco funcional, ya que se trata de entornos en los que es más difícil estar concentrado, para eso nada mejor que estar en casa.

Desde nuestro hogar es más sencillo trazar estrategias y disfrutar del juego online con un ambiente propio que pueda favorecer a nuestro juego. Si la suerte no acompaña o queremos cambiar de modalidad tan sencillo como hacer click e inmediatamente estaremos disfrutando de un juego diferente.

Dentro de las modalidades de juego siempre debe destacarse el Póker. Un clásico que gana adeptos de forma constante por su sencillez inicial y que los hace fijos por su complejidad creciente. El Black Jack es la opción rápida, el frenetismo hecho juego. Prueba y juega más Black Jack en 888. El Casino es la tercera opción en discordia, con su amalgama de juegos de azar entre los que destaca la siempre mítica ruleta.

Si os impresiona el directo, algunos videojuegos incluyen diversos juegos de azar en su interior, como complemento a diversas mecánicas. Un ejemplo es el de Red Dead Redemption, el sandbox de Rockstar permite jugar a la modalidad Texas Hold’em, la más extendida en la actualidad por su diversión directa, que no sencillez. Incluso a nivel de dificultad los rivales son competentes, pero claro, no sentiréis el mismo placer al ganar. Como práctica es un punto.

Una ocasión perfecta para ganar un dinerillo y divertirse sin poner un duro de vuestro dinero. Este tipo de espacios ofrecen cuentas con una cantidad concreta de dinero a modo de cortesía para que probéis estas modalidades de juego. Las primeras partidas las pone la casa.

También te puede interesar