10 julio 2014

Siempre llevamos un teléfono con nosotros y en ocasiones repetimos de forma reiterada el siguiente movimiento: sacar el móvil, desbloquear la pantalla, comprobar algo, apagamos pantalla y vuelta al bolsillo. A veces este movimiento nos sorprende por su automatismo, ya que podemos hacerlo sin ser del todo conscientes de ello.

Este hecho evidencia la conexión que hemos logrado con nuestro terminal. Una sucesión de movimientos reiterada, pero no siempre cómoda. Algunos mecanismos existentes para bloquear la pantalla del teléfono son poco cómodos, poco intuitivos. LG tiene la solución con Knock Code, un patrón de personalización único para bloquear el teléfono.


Todo comienza con el ligero doble click realizado con los dedos para apagar la pantalla del terminal. Es el movimiento estándar y el más extendido, por otra, también el más instintivo. Debo suponer que es la opción estrella de los usuarios de LG, pero no la única. Knock Code permite a través de una sencilla interfaz personalizar el modo en el que nuestro teléfono se desbloqueará.

LG Final Pictures 1

Podemos seguir un patrón sencillo que nosotros conozcamos, complicar la ruta de desbloqueo o hacer uso de opciones diferentes, pero accesibles. Utilizar una parte en concreto de la pantalla o extender la clave a lo largo de la misma es otra de las opciones, como veis el margen de maniobra es prácticamente infinito. Para bloquearlo valdrá con realizar el doble click en pantalla y nos olvidaremos de los botones.

Knock Code está disponible en LG G3, LG G Flex, LG G2, LG G Pro 2, LG G2 Mini, LG F70 y LG L Series III.

Más información | Espacio LG G3

Artículo patrocinado por LG, opiniones propias del redactor.

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas