16 junio 2014

Bosch, una de las marcas líderes en tecnología para el mundo del automóvil, presenta novedades que perfeccionarán las medidas de seguridad en los vehículos del hoy y que pasarán a ser un estándar en los próximos años.

Este paquete de medidas busca reducir el número de accidentes de tráfico a través de propuestas innovadoras al servicio del pasajero y su seguridad. Un campo de primer orden y de máxima importancia por cuestiones que no hace falta mencionar.

La intención pasa por implantar este tipo de añadidos en los vehículos de nueva producción, algo que favorece de forma directa la mejora en las medidas de seguridad al renovar el parque automovilístico con vehículos nuevos capaces de montar estos novedosos sistemas.

Cuatro son los sistemas que debería incluir nuestro nuevo vehículo:

  • Sistema Predictivo de Frenada, PEBS. En función del terreno y de la velocidad del vehículo este pre-calcula la situación y es capaz de medir los parámetros necesarios para efectuar una frenada ajustada al escenario en el que nos encontremos.
  • Control de Crucero Adaptativo, ACC. El propio vehículo adaptará la velocidad crucero a la vía liberándonos de una función clave: comprobar la velocidad y ajustarla en función de la situación de forma activa.
  • Sistemas de Advertencia y Mantenimiento de Carril, LDW y LKS. Conducción segura y en nuestro sitio. Ideal para no perder la situación ante un despiste fortuito.
  • Detector de Ángulo Muerto, BSM. El coche verá aquello que no puedes ver ni predecir, te informará de tu entorno.

Bosch crea las mejores herramientas para lograr una seguridad total al volante. Comprueba que tu nuevo coche esté equipado con ellas.

También te puede interesar