10 diciembre 2013


Las tabletas y los portátiles están condenados a entenderse. Por una parte, disfrutar de la accesibilidad de aplicaciones sencillas con una Tablet no tiene precio, productos multi-tarea para leer noticias, navegar por la red, ver vídeos o disfrutar de un buen cómic cómodamente es algo que no está al alcance de un entorno portátil convencional.

En la otra vertiente, los ordenadores portátiles son sinónimo de garantía, de trabajo y de miles de aplicaciones. Confeccionar este escrito con una Tablet provocaría más de un dolor de cabeza, pero con un notebook en cuestión de minutos puede editarse, corregirse e incluso publicarse. ASUS hermana ambos mundos con su línea Transformer, dispositivos que pueden separar la pantalla de su teclado para utilizarse por separado o de forma conjunta, de vosotros depende. Repasemos los equipos de ASUS:

ASUS Transformer Book Trio: portátil, tableta y sobremesa.

Este gadget posee dos sistemas operativos diferentes, Android 4.2 y Windows 8. La bondad es que podéis extraer la pantalla y utilizar un entorno más táctil o devolverlo a su posición original para tener un portátil sin ningún tipo de limitación. Un equipo todoterreno y que puede utilizarse en cualquier escenario.

ASUS

ASUS Transformer Book T100 y T300: ultraportátil con Windows 8.1.

El modelo T100 incluye un procesador Intel de la serie Atom (rendimiento optimizado para sistemas portátiles), pantalla multitáctil de diez pulgadas y un peso conjunto de 1,07 kg (teclado + pantalla), prescindiendo de la pantalla supera el medio kg por muy poco, 550 gr.

La serie T300 es la reina de la casa, Intel Core, pantalla HD IPS de 13,3 pulgadas. Una bestia.

ASUS innova en su campo, permitiendo que el usuario pueda tener lo mejor de ambos mundos y no tenga que prescindir de ningún elemento.

Más información | ASUS

También te puede interesar