26 junio 2015 Accesorios

fitbit_pulseras
La presencia de los dispositivos vestibles se está popularizando mucho y están en muchos hogares del mundo. Su uso reporta bastante beneficios porque ayudan a monitorizar y controlar los entrenamientos. Claro que, como dijimos, hay que saber saber utilizarlos y ser consciente de que no son exactos.

Un uso que no se tenía en cuenta a la hora de diseñar estos dispositivos es que llegaran a ser útiles para determinar la culpabilidad o la inocencia de un encausado en un proceso judicial. Una pulsera Fitbit ha sido utilizada para determinar que una mujer que denunció un asalto en casa mintió y se inventó la historia.

Desde luego, no ha sido exclusivamente la pulsera lo que ha determinado que los investigadores la pillaran en la mentira. Había una cantidad de pruebas que no cuadraban con la historia que contó, aunque el análisis de los datos de la pulsera el día del suceso ayudó a determinar la falsedad de la historia.

Al parecer, la encausada dijo que alguien había entrado en la casa, la había despertado de golpe, la había llevado al baño y la había violado. Pero no contaba con que llevaba puesta la pulsera cuantificadora. Al principio, la pulsera había desaparecido, pero finalmente llegó a las manos de los investigadores y estos, cumpliendo con su deber, examinaron los datos.

La pulsera sirvió de chivata, ya que los datos registrados en la noche que la mujer dijo ser agredida no había dormido en toda la noche y había estado en movimiento, desplazándose y sin descansar. El seguimiento del GPS sirvió para seguir sus pasos y no, esa historia no era real.

Nadie pensaba en que una pulsera Fitbit podría servir para resolver un crimen, así que es curiosa esta utilidad para unos dispositivos que cada vez tiene más utilidades prácticas.

Vía | T3

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *