13 junio 2011 Análisis, Proyectores

Tamaño del PicoPix

Hace unas semanas que Philips nos prestó una unidad de su PicoPix 1430. Se trata de un pequeño picoproyecto que hará las delicias de más de uno. Realmente su tamaño es muy reducido, pero aún así este picoproyector se puede amoldar a las necesidades de muchos de nosotros y consideramos que es un dispositivo ideal para profesionales que necesitan hacer presentaciones a menudo en sitios diferentes: normalmente en salas pequeñas que no cuentan con instalaciones dedicadas a este fin. Es decir, este picoproyector no está pensado para grandes auditorios, sino más bien para pequeñas salas.

Philips ha apostado por crear un dispositivo totalmente autónomo para la reproducción de ciertos contenidos, aunque por desgracia no lo es para todos. Por ejemplo, es capaz de reproducir archivos multimedia (vídeo, audio y fotografías) sin necesidad de conectarlo a ningún otro aparato, pero en cambio no es capaz de reproducir una presentación de PowerPoint o similar sin la ayuda de un ordenador. Philips ha decidido orientar este dispositivo al entretenimiento doméstico, aunque a nuestro parecer sería mucho más útil con funciones como las mencionadas anteriormente. De todas formas es una opción a tener en cuenta si queremos un reproductor doméstico con una calidad más que aceptable, en un pequeño tamaño y un precio ajustado.

Frontal PicoPix

El PicoPix 1430, está bien dotado en cuenta a conexiones. Es posible conectar un ordenador a través de un puerto VGA (utiliza un conector personalizado y hace falta un adaptador que se vende por separado), además cuenta con otras entradas de audio y vídeo como: audio y vídeo compuesto (CVBS), conector de A/V de 3,5mm, vídeo por componentes. Dispone a mayores de una salida de audio de 3,5 mm y de posibilidad de facilitar contenidos a través de tarjetas SD/SDHC, MMC y por supuesto desde una memoria USB. En su interior además dispone de 2GB de almacenamiento para guardar contenidos y poder mostrarlo en cualquier lugar donde nos encontremos.

Parte trasera - PicoPix 1430

El picoproyector cuenta además con unos altavoces integrados, aunque realmente si queremos utilizarlo para reproducción multimedia es aconsejable contar con unos altavoces externos, ya que la calidad de sonido deja bastante que desear. Otro de los problemas de este picoproyector es el nivel de ruido que emite, que en momentos donde el sonido de la habitación donde lo estemos utilizando sea baja puede llegar a ser bastante molesto. Curioso teniendo en cuenta las pequeñas dimensiones del producto. Aquí Philips podría haber optado por integrar otro tipo de ventilador un poco más silencioso.

Utiliza tecnología LCoS VueG8 para proyectar las imágenes, y he de decir que la calidad es bastante buena, sobre todo en condiciones donde apenas exista luz ambiente, aunque en días nublados o hacía el anochecer la calidad de la imagen es bastante decente aún con cierta luz ambiente. Su lámpara está preparada para unas 20.000 horas de vida útil y la potencia máxima es de 30 lúmenes. En cuanto a las proyecciones, es capaz de alcanzar unas diagonales de casi 80 pulgadas.

Menú Picopix

En definitiva podemos catalogar este PicoPix 1430 como un producto bastante notable. Hay ciertos aspectos que mejorar, pero teniendo en cuenta su precio (unos 250 euros) no podemos pedirle mucho más. Como decía al principio un producto ideal para personas que necesiten hacer presentaciones habitualmente, y que también podría ser una opción para personas a las que le guste disfrutar del cine en casa de una forma diferente, aunque no es válido para personas que busquen la mejor calidad para este tipo de tareas.

Más información | Philips

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 junio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *