26 mayo 2010 Análisis, Cámaras

Canon EOS 550D 1

Hace ya unos años que la fotografía digital lleva pegando fuerte y a nivel de cámaras SLR digitales la aparición de la Canon 300D marcó un antes y un después en este tipo de fotografía, ese modelo hoy en día está desfasado en cuanto a prestaciones por sus hermanas 350D (otro gran salto ya que aumentaba sobre todo la capacidad de disparo y un nivel de ruido más controlado a 400 ISO), después vinieron las 400D, 450D, 500D y por último la cámara que hoy se prueba la Canon 550D.

Seguramente y sin lugar a equivocarnos le reportará a Canon grandes beneficios, ya que será una superventas y aunque barata digamos que no es, el heredar el sensor con sus 18 Megapixel y el vídeo HD de su hermana mayor la 7D. Es seguramente un gran argumento en cuanto a ventas.

Aunque este tipo de cámaras no suele gustar a los aficionados digamos de “clase alta”, por ser una cámara de tamaño pequeña en cuanto a peso y a su construcción en materiales plásticos, si que por prestaciones digamos que está en un escalón superior a sus hermanas menores y es que la incorporación de la función de vídeo, también cuestionada por los puristas, es un argumento a favor en este tipo de máquinas.

Canon EOS 550D 2

Es una cámara de iniciación, y por ello no podemos pretender que tenga las prestaciones de sus hermanas mayores, aunque con las menores no hay tantas diferencias en cuanto a prestaciones, el aumento de los megapixels del sensor captor y la incorporación de vídeo 1080 son argumentos a su favor. Sin lugar a dudas estamos hablando de una de las mejores cámaras réflex de iniciación que tenemos en el mercado y es que la incorporación del sistema de medición de la 7D, el iFCL de 63 zonas la hace obtener unos resultados muy buenos.

El sensor de 18 megapíxeles de tipo CMOS APS-C (factor de multiplicación 1,6 sobre el valor focal del objetivo) que da lugar a muchas especulaciones sobre la generación de ruido, en este modelo la gestión es muy buena y la aparición de ruido es escaso hasta los 1600 ISO, bastante imperceptible, a partir de esos isos se empezará a notar pero no es muy molesto, y aunque quizás con el objetivo que viene el 18-55 IS que nos sorprende en cuanto a rendimiento, quizás con mejores ópticas obtendremos seguramente mejores resultados, pero de momento cumple su cometido, ahora será tiempo de empezar ahorrar para lentes superiores con las que podremos obtener mejores resultados.

En cuanto a la ergonomía de la cámara, deja un poco que desear, sería un gran argumento comercial el colocar una rueda como en las hermanas mayores donde poder actuar más rápidamente, pero cuando uno se acostumbra a ellos aún teniendo los dedos grandes cumplen su cometido. La aparición del botón de control directo de los valores ISO al lado del botón de disparo es todo un acierto que hay que agradecer, ya que rápidamente podremos variar los valores isos.

Canon EOS 550D 3

Siguiendo con las características técnicas nos quedamos sin duda con la pantalla, las tres pulgadas y su millón de píxeles, en formato 4:3 nos parece sencillamente soberbia. Una verdadera pena que no sea basculante aunque seguramente Canon lo tenga previsto para próximos modelos y de esta manera estirar este filón.

En cuanto a la batería, otro nuevo modelo, hasta cuando tendremos que aguantar para tener un estándar en este tipo de accesorios que nos permitirá ahorrar costes ambientales/económicos… pues bien dicha batería aguanta bastante tomando fotografías y solo se resiente un poco con el modo vídeo, aunque cumple perfectamente para su cometido, pero no estará demás llevar una de repuesto en nuestra mochila.

La Canon 550D y la grabación de vídeo

Es como decíamos lo más destacable en cuanto a sus hermanas pequeñas y cumple con nota, la calidad de los mismos es buena y sobre todo la gestión de esos vídeos, ya que podemos seleccionar los frame rate. También como ya no de la calidad, si no de la forma de la captura ya que nos ofrece la posibilidad de poder captar tanto a 30 fps, 25 y 24 fps, que dará a nuestras tomas una sensación cercana a las escenas cinematográficas.

Canon EOS 550D 4

Si optamos por rebajar las prestaciones de captura a los 720 pixel podremos optar a capturar imágenes a 50 y 60 fps, de esta manera podremos conseguir efectos de cámara lenta. A parte de estas opciones de fps los controles manuales y la posibilidad de cambiar objetivos nos adentrará en otra dimensión.

Así que la Canon 550D es un paso de gigante para la grabación de vídeos, aunque como siempre hay cosas que se pueden mejorar, quizás también en este aspecto la ergonomía sea uno de los aspectos a tratar en esta cámara, pero viendo como discurre esta saga de réflex pensamos que dichos cambios tardarán en aparecer.

Un aspecto importante es el reducido peso de la Canon 550D, se agradece lo liviana a la hora de transportar pero a la hora de grabar vídeos es un inconveniente, ya que esa ligereza hace que sea menos estable, por lo que optar por una empuñadura es una opción aconsejable para ganar en peso y estabilidad, pero si queremos obtener resultados decentes tendremos que decantarnos por la utilización del trípode.

El enfoque es un tema que se tiene que mejorar este tipo de cámaras ya que queda bastante lejos de las cámaras de vídeo, el enfoque manual a través de la pantalla hace que tengamos un mayor control y también nos permite una mayor creatividad.

Canon EOS 550D 5

Es mejorable la forma de empezar a grabar en vídeo, ya que para optar a esta opción tendremos que poner la rueda del dial en opción vídeo, encender el Live View y pulsar el botón de grabación, nada complicado pero engorroso, sobre todo para aquellas personas que vengan del mundo del vídeo, por el contrario para los que proceden de este mundo esta cámara les permitirá jugar con opciones como la profundidad y controles manuales que las vídeo cámaras de consumo nos les permitían. Un aspecto negativo es quizás la forma de grabar con esta cámara, nada que no sea superable con un aprendizaje previo y cuestionable, insistimos por el tamaño de la cámara, pero evidentemente no tenemos que olvidarnos que estamos ante una cámara de fotos que además nos aporta la grabación de vídeo y que encima estas grabaciones son muy buenas, que más podemos pedir…

Como conclusión, diremos que esta Canon 550D es de las mejores réflex para aficionados que podemos gozar en el mercado, ya que debido a sus prestaciones en modo foto son cercanas a las de la 7D y debido a la inclusión del vídeo HD hace que este modelo no tenga rivales directos en su rango precios/prestaciones, por lo que si tenemos claro que queremos una cámara de fotos de prestaciones y la posibilidad de grabar vídeos con prestaciones cinematográficas no nos queda la menor duda de que este modelo es irresistible.

Características reseñables

  • Sensor CMOS APS-C de 18 Megapíxeles
  • Procesador DIGIC 4 con 100-6.400 ISO (ampliable hasta 12.800)
  • Disparos en serie a 3,7 fps
  • Grabación de vídeo en alta definición real Full HD con control manual y selección de la velocidad de grabación (fps)
  • Pantalla LCD Clear View de formato 3:2 y 7,7 cm (3,0”), y 1.040.000 píxeles
  • Sistema de medición iFCL con Sensor de Medición de Doble Capa en 63 zonas
  • Pantalla de Control Rápido, para cambiar los ajustes de disparo
  • Compensación de la exposición de +/-5 pasos
  • Selección del valor máximo posible en ISO Auto
  • Conexión para un micrófono externo
  • Función de Recorte de Vídeo

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *