24 noviembre 2013 Eventos, Tecnología, Televisores

IMG_7056 (Copiar)

LG se adelanta a la competencia con su primer televisión con pantalla curva OLED. Una tecnología que necesita asentarse, pero que poco a poco reclama su lugar. El año que viene tendremos los primeros terminales móviles flexibles y en el 2015 se espera la llegada de la variante plegable.

Modificar el estándar plano será más habitual con el paso del tiempo, LG se ha anticipado al resto y ha creado el modelo EA9800 o el primer TV OLED con pantalla curva, ya disponible en nuestro mercado.


José María Zamora, Director de Marketing de LG España, presentó el producto y perfiló la situación actual del mercado en España y la de su empresa. Desde la compañía aprecian una mejora en el mercado, no obstante, LG se ha convertido por cifras en el segundo fabricante con una presencia del 27,5%, el objetivo es conseguir un 31% para este 2013.

IMG_7072 (Copiar)

Daniel López, astrofotógrafo o fotógrafo de estrellas, nos regaló una exposición con su trabajo. Sinceramente servidor se declara no solo seguidor, sino envidioso de su posición. En la galería y en la entrada podéis observar parte de sus fotografías.

¿Qué ofrece este modelo LG EA9800 con pantalla OLED curva?

Colores más vivos: la pantalla se ha construido con un sistema de píxeles de cuatro colores. Los diodos OLED incluyen por norma 3 colores y con su combinación se consiguen el resto de gamas cromáticas, pero en LG han incorporado un color extra, el blanco. Esto se traduce en colores más vivos, con un rango cromático más amplio.

Panel OLED: cada diodo ilumina de forma aislada, por tanto se prescinde de un sistema de retroiluminación como en tecnología LED. Negros sin contaminación, puros y blancos más directos. 55 pulgadas.

Tecnología curva: imita la forma del ojo humano, experiencia más envolvente, encierra al espectador en esa pantalla. TV extremadamente fino (4,5mm en el punto más fino), sorprendentemente el sistema era más fino que un teléfono móvil de última generación, excepto en la zona de los conectores, obviamente esa parte infla ligeramente al conjunto. Diseño en dos capas (dos piezas, pantalla y parte trasera). Añadir que el grado de curvatura depende del tamaño de la propia pantalla, en este caso se habla de un radio 5.000 para 55 pulgadas (se traza un círculo de 5 metros y con ello se estiman las medidas).

IMG_7051 (Copiar)

La imagen visualizada era rica en color, suave y muy definida. Ciertamente es un concepto nuevo y por el corto espacio de tiempo que estuve al frente de la TV no sabría valorar si creará precedente, pero no era incómodo. El único pero real del sistema es la resolución, es FullHD y con el precio que tiene, 9.999€, aparece en el mercado lastrado por la incapacidad de mostrar una resolución 4K, una tecnología que se irá implantando con el paso del tiempo. Y creo que por ese precio y sin esa capacidad aparece ligeramente desfasada. Aunque todavía falta tiempo para disfrutar de esa tecnología, sobre todo por falta de material en esa resolución. El presente y el futuro próximo son en 1080p.

IMG_7083 (Copiar)

De una u otra forma es una tecnología que debe asentarse, esto es una prueba de mercado de un producto superior, el acabado era fantástico. Os invito a visitar la galería, en ella se aprecia la curvatura y la calidad de imagen, no al mismo nivel que en persona, pero creo que basta para hacerse con la idea.

Más información | LG

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 noviembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *