28 abril 2011 Curiosidades, GPS

TomTom

Cuando todavía está fresca la polémica sobre los datos almacenados en nuestros teléfonos móviles relativos a nuestra localización, los llega una nueva polémica esta vez relacionada con los sistemas de navegación por GPS de la compañía TomTom.

La compañía recoge datos de los navegadores tales como estado del tráfico y los envía a las autoridades para ayudarles a planificar mejoras en infraestructuras y para avisar del estado del tráfico a otros usuarios de TomTom. Si bien estos servicios son del agrado de los conductores, se ha descubierto un nuevo uso que está haciendo la policía holandesa de estos datos.

Al parecer la policía de tráfico está utilizando los datos relativos a las velocidades de los vehículos para colocar radares en los puntos donde más vehículos cometen excesos de velocidad. El conocimiento de este hecho ha levantado una fuerte polémica en Holanda y ha obligado a la compañía a emitir un comunicado en el que confirman estos datos pero avisan a sus usuarios que los datos son recogidos de forma anónima y no hay manera posible de identificar a un usuario según los datos recogidos de su navegador GPS.

Aún así la polémica está servida, y es que a nadie le gusta ver un radar en el tramo de carretera que utiliza diariamente para ir a trabajar respete o no los límites de velocidad. ¿Estamos ante otra medida recaudatoria?

Vía | Engadget

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *