18 abril 2011 Curiosidades, Televisores

Philips TV

Una muestra clara de los tiempos económicos que corren es la decisión tomada por la multinacional holandesa Philips. Después de ochenta años fabricando televisores la compañía ha decidido vender su división de televisores al fabricante de Hong Kong TPV Technology.

Cada vez más fabricantes son incapaces de competir con los precios de los productos asiáticos y la división de televisores de Philips no ha sido una excepción. Durante el primer trimestre del año ya había perdido 87 millones de euros, así que finalmente la compañía prefiere dejar en manos de otros el rentabilizar esa vía de negocio.

El acuerdo alcanzado no está nada mal para Philips visto los antecedentes y la situación del mercado. La compañía mantendrá un 30 por ciento de la propiedad de la división y recibirá 50 millones de euros en concepto de royalties al año a partir de 2013. Peor suerte van a correr los 4000 empleados de dicha división, ya que aunque TPV planea recolocar a todos los que pueda muy posiblemente la cifra de despidos sea de varios centenares.

A Philips no le ha quedado más remedio que seguir el camino que ya han emprendido otros fabricantes europeos tan míticos como Grundig. ¿Deberíamos ir aprendiendo Chino y Coreano si pretendemos trabajar desarrollando productos de consumo?

Vía | Engadget

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *