27 abril 2011 Curiosidades, Tecnología

Zona WiFi

Hay ciertos delitos que se pueden cometer a través de Internet. Algunos de ellos son bastante graves como puede ser la pedofilia, es decir, compartir fotografáis eróticas de menores.

El pasado 7 de marzo, un ciudadano de Buffalo fue interrumpido en su casa durante la noche por un grupo de I.C.E. (Immigration and Customs Enforcements). Los agentes le llamaban pedófilo y se llevaron todos sus ordenadores, teléfonos móviles y tablets que encontraron por la casa. Más tarde se dieron cuenta de que él no era culpable, ya que no encontraron ninguna pista en los dispositivos incautados.

Finalmente descubrieron que un vecino de esta persona era la que realmente estaba utilizando la conexión para cometer un delito de pedofilía. La persona ya ha sido arrestada y se han encontrado evidencias de que él si cometió el delito.

Esta es una buena muestra de la importancia de la seguridad en nuestras conexiones. Mantener una red WiFi con la máxima seguridad posible es importante. Siempre puede ser corrompida, pero al menos le pondremos las cosas un poco más complicados a las personas que quieran cometer delitos como este.

Vía | Geek

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *