22 diciembre 2014 Monitores, Televisores

pantalla-curva
Después del avance que supuso la llegada de las pantallas planas, llegó la tecnología 3D. Y como esto de la electrónica de consumo no es algo que se pueda estar quieta, este ha sido el año del desembarco de las pantallas curvas, una pequeña evolución de las televisiones domésticas que, sin embargo, han supuesto un gran paso para convertir el salón de casa en algo más cercano al cine.

Las marcas de referencia han sido las primeras en acercarse a esta nueva tendencia y nos han presentado varios modelos para disfrutar de ellos en nuestra casa. Se dice que son mejores, que permiten que veamos mejor la tele y que no hay nada más adecuado para ver una peli, pero, ¿por qué es así?

Los televisores curvos mejoran la visión de la pantalla porque permiten que todos los puntos de la pantalla estén a la misma distancia del espectador, creando una sensación envolvente que potencia la calidad de la imagen. De hecho, estas pantallas incluso hacen que se vea más grande de lo que son, ya que los bordes de la misma crean esa sensación de amplitud.

Las pantallas curvas permiten una mejor imagen si se ve desde la perpendicularSin embargo, no se recomienda que se aplique en pantallas pequeñas, por lo que suele utilizarse en televisores de más de 48 pulgadas. Casi todos los modelos que existen en el mercado son mayores de ese tamaño, y se aconseja verlas siempre de frente. Por ese motivo, porque si se ve de lado resulta incómodo y puede incluso deformar la imagen, no son buenas para colocar en salas grandes, con puntos de visión situados en los lados. No es una buena idea utilizarla en bares, restaurantes o salones grandes.

Otra de las ventajas de estos televisores es que son todos 4K, es decir el paso siguiente al Full HD y que aporta una mayor resolución de visionado. Entre la aplicación de esta tecnología de alta definición y la curvatura de la pantalla, se promete una visión inmejorable. Al menos, hasta que lleguen los televisories 8K, que sabiendo como está el mundo de la tecnología, no tardarán en desbancar a los modelos actuales.
tele_pantalla_curva
Junto a la aparición de los televisores curvos han llegado también los monitores para el ordenador. La curvatura se aplica en pantallas de menor tamaño. La explicación es sencilla, ya que los monitores suelen estar muy cerca del usuario y normalmente, frente a él. De esta manera no existe la distorsión de imagen que he comentado que puede surgir cuando se ve desde una posición lateral.

Las ventajas parecen superar a los inconvenientes en este tipo de monitores y televisores y estoy convencido de que esta Navidad será el electrodoméstico que dominará en las tiendas de electrónica de consumo. ¿Serán las que sustituyan a las pantallas planas durante los próximos meses? Puntos a favor los hay, pero tendremos que esperar a ver cómo se reciben los usuarios.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *