26 febrero 2010 Telefonía

Rubinstein

Hace pocas horas que se dieron a conocer algunas cifras de Palm. Las cosas no han ido demasiado bien, pero su CEO, Jon Rubinstein, quiere calmar los ánimos entre los empleados de la compañía.

Seguramente estos empleados recuerdan los momento sufridos recientemente en la que mucho se han tenido que ir a la calla obligados por las malas cifras en la empresa. Ahora se repite y parece que webOS no ha traído la tranquilidad a la empresa como se creía. Aún así Rubinstein pide calma y anima a sus empleados a seguir trabajando con normalidad.

Según parece Rubinstein no está nada contento con su acuerdo con Verizon y, por este motivo, enviará a personal de Palm a las tiendas del operador para solucionar todas las dudas que puedan tener los posibles compradores de sus terminales. Además el CEO también ha anunciado a sus empleados que no se preocupen, que tienen un fondo de unos 500 millones de dólares en metálico para este tipo de situaciones.

Esperemos que Palm se pueda recuperar y pueda seguir fabricando esos teléfonos que muchos adoran y también seguir con el desarrollo de webOS, ya que pinta realmente bien.

Vía | The Wall Street Journal

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Teléfono de Palm con WiMax llegaría este mes 5 marzo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *