27 febrero 2017 Telefonía

Nokia-3310-Design1

El regreso de Nokia a la dura arena de los teléfonos móviles se ha producido. El que fuera el fabricante con más prestigio antes de la eclosión de los smartphones ha vuelto y ha querido que se hable largo y tendido de su regreso. Así que se ha asegurado que se hable mucho de la marca, y para ello ha lanzado el renovado 3310, un mítico teléfono del que todo el mundo hemos hablado. Pero ¿es realmente este terminal una opción válida o se trata de un gancho publicitario para que todos estemos pendientes de ellos?

Obviamente es lo segundo, ya que el 3310, aunque es un móvil de esos que tenemos que tener los muy aficionados a este tipo de terminales, no tiene las prestaciones que buscamos en un móvil. Pero veamos qué podemos encontrar en él y qué nos ofrece realmente. Para comenzar, nos tenemos que olvidar de un smartphone, ya que el 3310 es una versión actualizada del modelo, pero no se trata de un dispositivo inteligente.

nokia_3310_2017

La pantalla de 2,4 pulgadas no es táctil, pero ofrece una buena calidad de imagen, que es lo que vale, al fin y al cabo. La imagen recuerda al modelo original, aunque se ha traído a nuestros días con un estilo más ligero y agradable. Cuenta con el teclado tradicional, que permite la marcación de siempre y poco más.

La capacidad de almacenamiento se ha incrementado considerablemente, equiparándolo a los dispositivos actuales. Gracias a la ranura de la tarjeta MicroSD se puede llegar hasta los 36 GB, algo que no está nada mal. Cuenta también con un puerto para auriculares y tiene radio FM. La cámara ofrece 2 Mp, que parece algo floja para lo que encontramos en otros terminales. Pero se trata de un pequeño móvil, al estilo anterior a la aparición de los smartphones.

La batería sigue siendo el punto fuerte. Una semana en espera y un día completo de conversación es lo que ofrece. Eso sí, nos olvidamos de usar internet tal y como lo hacemos con nuestro móvil habitual y le damos el uso que debe tener un teléfono: para hablar.

El aspecto externo es similar al original, con los lógicos cambios. Además, no tiene resistencia a agua y suciedad, lo que contrasta con el modelo original. De todas maneras, es un terminal que solo costará 50 euros y que quiere ser un homenaje al 3310 original, casi un objeto de coleccionista para los muy enfermos de este tipo de terminales. La fuerza de Nokia llega con los tres smartphones presentados, basados en Android, con los que quiere posicionarse de nuevo en el mercado, los Nokia 3, 5 y 6.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *