20 octubre 2011 Telefonía

En un momento en el que parece que los gigantes de las telecomunicaciones pierden frente a los nuevos actores que cada día ganan terreno, surge Nokia, otrora condenada por la vox populi a la extinción, y muestra unos resultados financieros que desvelan que han perdido dinero, pero no tanto como se estimó en un principio. Nokia no está acabada.

El fabricante ha perdido un 13% en ventas respecto al año pasado y ha perdido un 60% en beneficio operativo. Tiene en su haber unas ventas netas por valor de 9.000 millones de euros, y disponen ahora mismo de 5.100 millones de euros.

La compañía valora como aceptable el descenso de beneficio y por lo visto tienen fe ciega en integrarse en Windows Phone 7, y si todo sigue su curso, podríamos conocer nuevos detalles la próxima semana. La cuestión está en saber si Nokia podrá hacer los deberes a tiempo y terminar este ejercicio anual sin pérdidas, además de recuperar la parte del pastel del mercado que antes tenían en una ingente cantidad, y que cada día en como se reduce.

Vía | Nokia

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *