2 febrero 2009 Tecnología

Desde que apareció muchos han sido los que han criticado la poca seguridad de la que disponen los dispositivos que utilizan este tipo de tecnología y ahora tenemos una nueva prueba de esto.

Un hacker llamado Chris Paget ha conseguido clonar la información de algunos chips RFID sin ni siquiera tener que acercarse a ellos. Para esto ha conseguido un equipo que consta de un lector de RFID de Motorola, una antena con un radio de acción de unos 10 metros y un software desarrollado por él mismo. Con esto ha sido capaz de clonar la información simplemente dándose un paseo en su coche por San Francisco.

Aunque estos chips no contienen información, sólo un código que después habría que comprobar en una base de datos, no creo que sea recomendable que cualquier persona con ciertos conocimientos pudiese conseguir ese código y hacer sus propios chips RFID utilizando el código de otras personas.

En algunos países utilizan esta tecnología en pasaportes por poner algún ejemplo y un robo de información de este tipo podría meternos en más de un lío. Aún así no nos debemos alarmar en exceso ya que este hacker simplemente ha hecho esto a modo de prueba y para demostrar la poca seguridad de este sistema.

Vía | The Register

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *