28 julio 2015 Telefonía

moto_x_sytle_play
Si las novedades en las gamas medias son realmente espectaculares, en la parte superior de las marcas no se quedan atrás. Llega ahora la apuesta de Motorola para hacerse con el pastel de este tipo de terminales, que tienen una especificaciones bastante elevadas y que resultan muy interesantes. Estos terminales son el Moto X Style y el Moto X Play, dos terminales que buscan batirse con el Samsung Galaxy S6, el HTC One M9 y el iPhone 6.

En la parte más alta nos encontramos con el Moto X Style, que recuerda en su diseño al Moto X anterior, pero para el que se ha preparado una serie de acabados personalizados que le dan un aspecto muy diferente, al gusto del usuario. Entre las opciones hay carcasas posteriores de silicona, con varios colores disponibles. Además, también se puede personalizar el espacio donde va ubicada la cámara con colores que pueden contrastar y quedar bastante originales.

Pero si lo que se busca es algo más de estilo, también ponen a disposición del comprador carcasas con acabado en madera y cuero, que le dan un aspecto más elegante al terminal. En la parte delantera encontramos una pantalla de 5,7 pulgadas Quad HD. Los bordes se hacen más pequeños y la pantalla ocupa bastante más espacio del frontal que en otros terminales de gama alta.

moto_x_sytle_play_3

El teléfono utiliza un procesador Qualcomm Snapdragon 808 de seis núcleos con una memoria RAM de 3 GB y se venderá con tres opciones de almacenamiento, de 16, 32 o 64 GB, que puede ampliarse hasta los 128 GB con una tarjeta microSD. La batería de 3.000 mAh le permitirá estar operativo durante 30 horas y según dicen desde la marca, su sistema de carga es bastante efectivo y permitirá cargas rápidas para operar durante horas.

La cámara trasera del Moto X Style es de 21 MP y permite grabar en 4K. La delantera se queda en 5 MP y permitirá sacar unos buenos selfies. El Moto X Play tiene unas características similares, aunque ligeramente inferiores. Su pantalla se reduce hasta las 5.5 pulgadas Full HD, funcionando con un procesador Qualcomm Snapdragon 615 de ocho núcleos a 1,7 GHz y con 2 GB de RAM.

Se venderá con una capacidad de almacenamiento de 16 y 32 GB y la cámara trasera es de 21 MP y la delantera de 5 MP, pero sin el flash que equipa el Moto X Style. Donde mejora a este es en la batería, que tiene una capacidad de 3.650 mAh. Esto le permitirá un funcionamiento de hasta 48 horas.

Vía | T3.com

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *