5 abril 2010 Accesorios, Tecnología

Datel

Cuando Microsoft decidió cerrar las puertas a las tarjetas y discos duros no oficiales, el fabricante de accesorios Datel decidió denunciar a la compañía por prácticas monopolísticas, de ese juicio todavía no se sabe nada, pero parece que a Microsoft no le ha sentado para nada bien. Ahora Microsoft responde con la misma moneda y también demanda a Datel.

En este caso la denuncia viene por los mandos TurboFire y WildFire, que la empresa Datel comercializa. Según la demanda de Microsoft, el software de estos mandos es idéntico a los utilizados por Microsoft en los mandos de su Xbox360. Los de Redmond pretenden que el juez obligue a Datel a pagar unos royalties por el uso de este software y, además, parte de los beneficios obtenidos por la venta de los mandos y una indemnización por daños y perjucicios.

Esperemos que a Microsoft no le salga bien la jugada, ya que podría poner a Datel en graves problemas económicos.

Vía | Reuters

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *