5 junio 2015 Accesorios

xxl_lovely-970-80
Esto de los dispositivos creados para monitorizar nuestra actividad física y deportiva nos hace sacar el máximo provecho a estas y gracias a las informaciones que nos aportan podemos valorar lo que hemos hecho y mejorar en la siguiente sesión. Pues ahora, también lo podemos hacer con nuestra vida sexual, al menos, si somos hombres.

Este dispositivo, que recibe el nombre de Lovely, tiene como principal función monitorizar la actividad sexual de la parte masculina de la pareja, gracias a los sensores de los que dispone. El gadget se pone en la base del miembro masculino y mientras se está en el asunto, estos transimiten una serie de valores que registra hasta la aplicación en el móvil.

Esto es lo bueno, que no hace falta verlo en el preciso momento, lo que podría estropear bastante el momento íntimo. Pero lo importante es que este aparatito registra el número de calorías que se han consumido durante el acto. También registra la duración, intensidad, fuerza e incluso la velocidad máxima obtenida durante la penetración. Sí, en serio.

Esto, además de ser un útil ingenio cuantificador, también funciona como juguete para los dos, ya que vibra, como otros más sencillos que hay en el mercado y que no ofrecen todas estas especificaciones médicas y… bueno, deportivas.

Además de registrar, tiene memoria y permite que aprenda con el uso, de manera que puede sugerir, a través de la aplicación del smartphone sobre como afrontar las siguientes ocasiones íntimas.

El proyecto no habla sobre la posibilidad de compartir en redes sociales los resultados obtenidos, algo que ya nos parecería algo… raro. Eso sí, este proyecto está ahora mismo en desarrollo en la plataforma Indiegogo, otra de las que sirven para ir creando nuevos dispositivos que ayudan a hacer nuestra vida más interesante y práctica. O bueno, como en este caso… que no sé muy bien como definirlo.

Parece que la costumbre de medirlo todo, estudiar los resultados y utilizarlos para mejorar en las siguientes sesiones se nos está yendo un poco de las manos. O no, que útil, lo que se dice útil, también puede resultar el invento. ¿Llegará a buen puerto?

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *