20 noviembre 2008 Eventos, Tecnología, Telefonía

Nokia Observatorio de tendenciasLos datos del 2º observatorio de tendencias de Nokia fue presentado ayer en una rueda de prensa en la que se habló sobre la tendencia de los jóvenes a usar el móvil, referente a un estudio que encargó la marca de móviles a la consultora CONECTA y que se ha realizado con una muestra de 2.000 personas.

En este observatorio, la segunda edición 8 meses después de la primera, se pretende estudiar la tendencia de los jóvenes a usar el móvil, para qué lo usan, en qué lo usan y las aplicaciones que más se demandan. El estudio se ha realizado tanto con hombres como mujeres con un rango de edad comprendido entre los 15 y 35 años y como requisito tener conexión a internet en el domicilio.

Como punto fuerte y conclusión al estudio se ha podido comprobar que casi la mitad de los jóvenes (49%) escuchan música en el móvil frente al 37% de comienzos de año. Además, de los jóvenes entre 31 y 35 años, el 43% utiliza el móvil, doblando casi la cifra del 22% en marzo de este mismo año. En lo referente a la funcionalidad de reproducción de MP3 en el móvil, a comienzos de año un 64% la tenía en su móvil, mientras que ahora es del 83%, poniéndose en valores similares a funcionalidades como cámara de fotos, bluetooth, acceso a internet y vídeos. Aunque sí hay grandes diferencias entre los varios rangos de edades, entre sexos la diferencia es mínima.

El uso de otras funcionalidades del teléfono móvil además de para enviar y recibir llamadas también es muy similar en cuanto a sexos excepto en la de acceder a mapas e itinerarios y enviar y recibir emails que por cualquier cuestión se ve ligeramente mayor el uso en el hombre que en la mujer. Ya sabemos que los hombres somos más tecnológicos que las mujeres por norma general.

El tipo de formato de un móvil es muy característico en cuanto a sexos. Así, el 41% de los hombres demandan un terminal con pantalla táctil frente al 33% de las mujeres, ya que el 24% de las mujeres prefieren el tipo concha frente al 14% de los hombres. El resto de tipos como la apertura deslizante, monobloque y con teclado qwerty no varían entre hombres y mujeres con un 23%, 15% y %5 respectivamente.

También se ha comprobado que a medida que pasa el tiempo, los usuarios son más exigentes a la hora de demandar funcionalidades para el nuevo móvil. Así, el 66% de los usuarios ve como imprescindible el bluetooth (66%), la cámara de fotos (64%), capacidad de almacenamiento (60%), reproductor MP3 (55%) y el cable de conexión USB (51%) que me ha sorprendido bastante antes que otra utilidad como puede ser disponer de un altavoz (37%) o de Internet (29%) o GPS (26%). Aunque no aparece en el estudio, la consultora confirma que se demanda la opción de Wi-Fi en el móvil.

También se ha querido saber el gadget o aparato (no tiene por qué ser tecnológico) con el que más se represantan los usuarios, es decir, aquel que diría más de él. Con una victoria aplastante aparece el ordenador con un 22% mientras que el móvil se sitúa en segundo lugar con un 15% y más lejano el reproductor MP3 con tan sólo el 6%. Le siguen un coche, libros, cámara de fotos y en las últimas posiciones de la lista podemos ver la televisión, un instrumento musical, las gafas de sol o incluso el calzado.

Preguntando sobre el artículo de tecnología que deseaban tener, el ordenador portátil sube hasta un 17,3% en primer lugar, una videoconsola de sobremesa en segundo lugar (baja desde el primer puesto a principios de año) y un teléfono móvil de última generacióncon un 13% (anteriormente un 8%).

Finalizando el estudio, se puede concluir que la generación ND (nacida digital) traslada al teléfono móvil los usos que hace de Internet en el domicilio. Si bien el rango de edad entre 15 a 18 años y de 19 a 24 utiliza las redes sociales, descarga música o sube fotos con más frecuencia, mientras que los menos jóvenes (de 25 a 35 años) prefiere enviar emails, buscar información, leer el periódico o buscar direcciones.

Si atendemos al gasto de los jóvenes a la hora de adquirir un nuevo móvil, se ve un incremento a medida que sube la edad, pero también los más jóvenes sacrifican el gasto en otros aspectos para conseguir un móvil de más funciones y si antes pedían ropa, juegos o cualquier otra cosa, ahora se tiende a pedir terminales móviles de última generación.

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *