6 noviembre 2015 Accesorios, Hogar digital

escritorio_trabajar_de_pie
Los que trabajamos sentados, pegados todo el día al teclado del ordenador, nos encontramos a veces que el sedentarismo nos pasa factura al final de la jornada. Son muchas las horas que pasamos sentados y acabamos más cansados de lo que nos podríamos imaginar. De todas maneras, tenemos opciones para mejorar nuestra zona de trabajo y aunque no nos lo imagináramos hasta ahora, resulta que podemos trabajar de pie.

La cosa es que se ha comenzado a relacionar el trabajo sedentario, el que realizamos sentados varias horas al día, con diversas molestias y algo más importante, con algunas enfermedades. Se dice que la hipertensión, diabetes, sobrepeso, obesidad, riesgos cardiovasculares e incluso algún tipo de, ojo, cáncer. Así que más vale que vayamos abandonando la costumbre de trabajar sentados. Al menos, la mayor parte del día.

La tendencia de trabajar frente al teclado de pie ha propiciado un nuevo tipo de escritorio

Para evitar todos estos problemas, se está popularizando la costumbre de comenzar a trabajar de pie. Para ello, obviamente necesitamos un escritorio que se adapte a esta manera de trabajar y podamos utilizar nuestros dispositivos habituales sin problemas. Así que se han comenzado a diseñar muebles que se adaptan a esta nueva situación y permiten trabajar de pie o sentado, dependiendo de la situación.

Estos escritorios adaptables comienzan a ser muy populares y se pueden encontrar en muchos establecimientos. Algunos de ellos, pensados para las oficinas y otros, comercializados en tiendas de muebles convencionales o incluso en ese que todos tenemos en mente. Las ventajas, dicen, son muchas.

Para comenzar, no estamos sentados frente al teclado, con lo que la sangre fluye mejor, se evita estar quieto y la espalda sufre menos. Como se puede alternar entre trabajar sentado y de pie, con solo adaptar la altura del escritorio, se cambia de postura y se evitan sobrecargas en espalda y piernas.

escritorio_trabajar_de_pie_1

Hay muchos modelos en el mercado, desde prácticos escritorios como el Work-FitP, que es simplemente un complemento para elevar el ordenador hasta la altura elegida hasta elaborados escritorios de diseño, como la Bekant de Ikea. Un modelo curioso es el Redfold, una mesa para trabajar de pie, pero fabricada en cartón y plegable. Resulta muy útil para moverse libremente, pero tiene un precio algo elevado para ser lo que es, 250 dólares. Pensando en que se trata de una mesa con fecha de caducidad, ya que es de cartón, parece un poco excesivo, pero si ayuda a moverse y trabajar cómodamente… ¿Qué te parece la idea? ¿Prefieres trabajar como siempre o probar este sistema para mejorar la productividad y la salud en el trabajo?

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *