12 julio 2016 Tecnología

starship-technologies-autonomous-delivery-robots-pilot-4

Después del intento de Amazon por lanzar al aire su flota de drones repartidores, parece que ya estaba todo dicho, pero resulta que todavía tenemos cosas con las que sorprendernos. La empresa Starship acaba de anunciar la puesta en marcha de manera casi completa de una flota de robots repartidores que llevan algunos meses probando en zonas controladas. Estos robots ya han sido utilizados por la aplicación Just Eat, Pronto.co.uk y la empresa de mensajería alemana Hermes en varias pruebas.

Varias cámaras, sensores de infrarrojos y ultrasonidos permiten que el robot funcione de manera autónomaEste pequeño dispositivo es totalmente autónomo y está equipado con cámaras de 360 grados y sensores que le permiten moverse con toda libertad por la zona, evitando los obstáculos y haciendo un recorrido seguro. También cuenta con un operario controlando todo el camino desde el centro de control, por lo que puede tomar los mandos si es necesario y llevarlo hasta el destino o al punto de origen.

Starship, la empresa que lo ha desarrollado, está fundada por Ahti Heinla y Janus Friis, responsables también del lanzamiento de Skype. El robot está diseñado para realizar entregas de platos preparados de restaurantes, comida comprada en tiendas y otras cosas que puede transportar sin problemas. Las entregas se realizan a una velocidad de unos 6 km/h, una velocidad que se asemeja al paso de una persona y que permite realizar entregas en un rango de unos 2 km a la redonda en un tiempo aceptable.

starship-technologies-autonomous-delivery-robots-pilot-5

Nueve meses de pruebas para mejorar el servicio

Se ha probado en varios barrios de algunas ciudades, llegando a recorrer unos 8.000 km durante nueve meses y las entregas se han realizado sin problemas en la mayoría de los casos. Pronto entrarán en servicio varias unidades que prestarán servicio para estas empresas que lo han probado durante estos meses atrás. Cada empresa funcionará de manera ligeramente diferente, debido a sus singularidades, aunque a medida que vayan conociendo mejor la tecnología, podrán ir teniendo más relevancia en su uso, que primero correrá por parte de Starship.

El funcionamiento, para el usuario, es sencillo. El robot tardará de 15 a 30 minutos en llegar a destino y cuando lo haga, el comprador recibirá un PIN en su móvil para poder acceder al contenido del contenedor del robot. Después de coger el pedido, se cierra la tapa y el robot vuelve a la base.

Hay nueve cámaras para tener imágenes de los posibles agresores e incluso cuenta con altavoces para hablar con todo el que se acerque al robot. En caso de robo, tiene un GPS que indicará la ubicación exacta del robot en todo momento. Pronto estará desplegado en Berna, Londres y Düsseldorf, entre otras ciudades. ¿Te atreverías a hacer tu pedido para recibirlo a través de este robot?

Vía | Gizmag

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *