8 noviembre 2016 Hogar digital

dash-button

Imagina que estás en el baño. Llega el momento de salir y te das cuenta de algo terrible: solo queda un rollo de papel higiénico. Normalmente, tienes que ir hasta la cocina, coger la lista de la compra, apuntarlo y recordarlo cuando vayas al supermercado. Con el Amazon Dash Button, te olvidas de esto. Te das cuenta de que te falta algo, pulsas el botón y al día siguiente, lo tienes en casa. Sin más preocupaciones.

Esta es la funcionalidad del Amazon Dash Button, un dispositivo que se coloca en el lugar donde se suelen ubicar cada uno de estos productos y cuando te das cuenta de que faltan, simplemente hay que pulsarlo. La idea es que cada uno de estos pequeños y prácticos dispositivos están vinculados a un producto en concreto, así que cuando se pulsan, se registra la compra en Amazon y el pedido llega hasta el domicilio en 24 horas.

dash-botton-1

El dispositivo se conecta a la red Wifi doméstica y realiza el pedido de manera automática. Pero tranquilos, porque está asociado a una app que podemos controlar desde el smartphone. Así, si se realiza un pedido excesivamente grande, por pulsar dos o más veces el botón, podemos controlar este pedido desde el móvil. Amazon solo realiza el primero y no hará el siguiente hasta que se haya recibido. Así, en ese margen se puede controlar los pedidos realizados y anularlos si es necesario.

Amazon Dash Button permite pedir determinados productos de manera muy fácilEl producto en concreto a comprar también se puede gestionar desde esta app. Si es un detergente, por ejemplo, se puede seleccionar el tamaño, la fragancia y cualquier otra cosa dentro de las posibilidades disponibles. En Estados Unidos, el uso medio de este dispositivo es de cuatro unidades por usuario. Y ha resultado ser todo un éxito, por lo que ha ampliado su lanzamiento a otros mercados, como España.

Para conseguir estos botones, hay que estar suscrito al servicio Amazon Premium y cada uno de los botones cuesta 4,95 euros, aunque Amazon reembolsa ese dinero en el primer uso del mismo, por lo que resulta ser gratuito. Una manera de comprar que parece estar funcionando en Estados Unidos y que quiere estar presente también en nuestro país. Eso sí, solo sirven para las marcas que participan en el proyecto y no se puede comprar productos de marca blanca.

Vía | Amazon

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *