14 enero 2010 Accesorios, Periféricos

Kingston SSD

Poco a poco las memorias SSD van bajando su precio y parece que han llegado al mercado para quedarse. Seguramente con el paso de los meses vayamos viendo como más fabricantes las incluyen en sus catálogos y también como los ensambladores de ordenadores los empiezan a utilizar en masa en sus equipos. Las ventajas de utilizar un disco de este tipo frente a los tradicionales son muy claras: mayor velocidad de transferencia y mayor seguridad en los datos almacenados.

Quizá este modelo de Kingston no sirva para sustituir todos los discos de nuestro ordenador, pero podría servir como un importante aliado para mejorar el rendimiento. 30GB es la capacidad del disco y suelen ser suficientes para instalar el sistema operativo de nuestro ordenador y las aplicaciones que utilizamos más habitualmente. Instalando esta unidad como disco principal obtendremos una mejora en el rendimiento general de nuestro ordenador, aunque después sigamos utilizando discos duros mecánicos para almacenar nuestros datos (fotos, vídeos, documentos, etc, etc….).

Esta memoria SSD de Kingston tienen una velocidad de escritura de 50MB/s y de lectura de 180MB/s. Su tiempo de vida es de unas 500.000 horas (más de 50 años), y todo esto contenido en un disco de tan sólo 2.5 pulgadas.

Lo mejor de todo es que su precio es de tan sólo 79,99 dólares (unos 55 euros al cambio actual), lo que lo dejan al alcance de la mayoría de nosotros.

Más información | Kingston

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *