27 abril 2010 Curiosidades

jasonchen.png

Y seguimos con la gran telenovela que esta resultando la pérdida del iPhone 4G por parte de Apple y su adquisición por parte de Gizmodo, pero esta vez la cosa ya no parece tan inocente.

El editor de Gizmodo, Jason Chen, quién pagó 5000 dólares por el iPhone 4G que había sido encontrado en un bar fue sorprendido por la policía cuando entraron a registrar su casa. Incautando cuatro ordenadores y dos servidores entre otros objetos más para almacenar información.

Al parecer la policía llegó con una orden firmada por un juez del estado de California, el delito será tomar beneficio por un objeto que no es de su propiedad (el iPhone en este caso).

No se sabe como continuará la situación, ya que Chen trabaja como periodista para Gawker, por lo que según la ley puede mostrar públicamente información reservada pero de interés público siendo inmune al delito del que se le acusa, condición que la policía ignoró cuando estuvo en su casa.

Y yo que pensaba que esto había terminado cuando Apple pidió a Gizmodo que se le devolviera el iPhone ¿seguirá siendo algún truco de publicidad por parte de Apple?

Vía | Gizmodo

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *