16 octubre 2011 Telefonía

Cada vez que hay una novedad tecnológica intentamos analizar que supone dentro del mercado. Hay que compararla con el resto y valorarla en su justa medida. Sobretodo, si viene precedida de mucho ruido y se presenta cuidando todos los detallas, algo que todas las marcas ya empiezan a saber hacer.

Para esta tarea solemos recurrir a los datos, no hay nada más objetivo que las especificaciones técnicas del gadget. O eso queremos creer. Porque la realidad acaba siendo mucho más compleja y el iPhone 4S nos lo ha vuelto a demostrar. Ahora que los primeros terminales han podido llegar a los usuarios y estos los han despiezado o sometido a test de rendimiento podemos analizarlo en mayor profundidad.

Teníamos un iPhone 4 con 512 MB de memoria RAM y todos esperábamos que el 4S tuviera 1GB. Entre otras cosas porque la competencia que trabaja con el SO Android ya cuenta con 1 GB en muchos de sus terminales. Pero en la presentación se guardó silencio y aunque después algunos desarrolladores había comentado que ciertamente solo contaba con 512MB, ahora iFixit ha desmontado un iPhone 4S y podemos confirmar que es así.

Otra “trampa” en la que podíamos caer con el iPhone 4S se centra en su procesador. Cuenta con un A5 de doble núcleo como el iPad, pero está bloqueado de fabrica para que tenga una frecuencia menor. En concreto mientras que en el iPad rinde a 1Ghz, en el iPhone 4S lo hace a 800 MHz, para así poder aumentar la duración de la batería. Lo cual vuelve a ser inferior a las especificaciones técnicas que muestran, con orgullo, los smartphones rivales.

Pero Apple se ha caracterizado por sacar ventaja de la optimización entre su Hardware y su Software en sus ordenadores. Pocos modelos y todos desarrollados por ella misma sobre los que corren su propio Sistema Operativo. Y ha vuelto a repetir la formula con el iPhone y su sistema cerrado que no solo le reporta beneficios económicos sino que también en el rendimiento que obtiene.

A principios de semana pudimos saber de las pruebas de rendimiento mediante Geekbench, estas indican que el iPhone 4S es un 70% más rápido que el iPhone 4. Pero lo más impactante es ver como también son superiores a la competencia como el Samsung Galaxy S II que cuenta con un procesador a 1.2 GHz y 1GB de RAM.

Otro apartado en el que es difícil conocer la calidad real más allá de las especificaciones se encuentra en la cámara. Como nosotros mismos dijimos al hablar del iPhone 4S, las mejores en el apartado de la cámara iban más allá del aumento a 8 megapíxeles desde la cámara del iPhone 4 que solo contaba con 5. Se encuentran en las mejoras ópticas obtenidas mediante la inclusión de correcciones de color y una lente de cinco elementos además de elementos de procesado de imagen avanzado (además del uso del procesador A5).

Como resultado de toda esta integración tenemos la posibilidad de detectar caras, con un correcto balance de blancos (que se adapta a las circunstancias de luz durante la grabación) a la vez que se estabiliza la imagen… y todo ello grabado en HD. Quizás dicho así no parece una mejora sustancial, pero al final de estas líneas podéis ver un vídeo en que se compara la grabación de video del iPhone 4 y del iPhone 4S y esta va más allá de lo que las especificaciones que os acabo de contar indican.

Por último me gustaría hablar de Siri. Esta es una novedad que encierra el Software y no el Hardware (aunque la realidad del desarrollo implica trabajo en ambas áreas y saberlo coordinar correctamente), y por tanto no forma parte de las especificaciones técnicas como tal. Pero al igual que con estas, cuando intentas describir que es Siri es difícil hacerlo en su justa medida.

No es una innovación absoluta, la asistencia por voz es algo que ya hemos visto antes. En definitiva, solo viéndolo funcionar puedes saber si no hemos exagerado todos un poco al hablar de Siri. Y con la salvedad de que no está disponible en Español y muchos servicios (como la búsqueda de restaurantes cercanos) no lo estén fuera de Estados Unidos, Apple ha creado un servicio útil que funciona como la seda y que hasta tiene sentido del humor.

Poco a poco la lista de especificaciones técnicas está dejando de ser letras y números para ser una realidad palpable ya que está llegando a las manos de muchos usuarios. En España tendremos que esperar hasta el día 28 para contar con él pero hasta entonces podremos conocer un poco mejor al iPhone 4S.

Foto | Yoshikazu Takada

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. El iPhone 4S ya no tiene problemas de cobertura 17 octubre 2011
  2. Precios del iPhone 4S en España 27 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *