11 noviembre 2014 Hogar digital, Impresoras

foodini
Estamos sufriendo una auténtica revolución en el mundo de las impresoras 3D. Este tipo de dispositivos están llegando con fuerza a nuestras vidas y son capaces de realizar cualquier tipo de objeto para ser utilizado en muchos campos diferentes. Desde el mundo de la construcción hasta la fabricación de coches. Incluso ha llegado a la polémica con la fabricación de armas sin control, como vimos en un artículo anterior.

Ahora estamos listos también para introducir una de estas impresoras en la cocina, para que ayuden en la realización de platos, más o menos elaborados. Desde salsas hasta pasta y otro tipo de alimentos que pueden elaborarse mediante la superposición de capas de elementos comestibles. Este tipo de impresoras comienza a ser realidad y en breve la tendremos disponible para nuestros hogares.

Aunque este elemento es capaz de fabricar cualquier cosa dentro de sus limitaciones de espacio, se va a utilizar en un principio como una herramienta más para la elaboración de los platos. Comienzan a ser bastante comunes en algunas exhibiciones tecnológicas y están despertando el interés de los expertos en la cocina.

Hace unos meses apareció una impresora 3D de diseño y fabricación española, la Foodini, creada por la empresa Natural Machines. Esta impresora utiliza como “tinta” ingredientes naturales que almacena en capsulas y las reparte según unas recetas que se cargan en la memoria de la impresora a través del teléfono móvil o la tablet.

No se trata de impresoras que preparan y cocinan los alimentos, sino que elaboran alguna de las partes de esos platos. Luego se deben cocinar al modo tradicional, por lo que no son tan completas como a muchos les gustaría. Se dice que son instrumentos como la Thermomix, por ejemplo.

Hace unas semanas se presentó otra impresora, que por el momento se limita a imprimir pizzas. Este gadget está siendo probado por la NASA, para poder alimentar a los astronautas durante las misiones en las que participan. Este modelo sí cocina la pizza, ya que la placa donde se reparten los ingredientes está caliente y cuece la masa.

Es todavía muy pronto para que se normalice su uso en los hogares, pero es una aplicación más que podría tener su hueco en algunos restaurantes. En el caso de la propuesta de la empresa española, se podrá adquirir en el año 2016, y de la oferta americana no se ha hecho pública cuando estará disponible. ¿Te gustaría tener este gadget en tu cocina? ¡Cuéntanoslo!

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 noviembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *