29 mayo 2007 Accesorios, Tecnología

Wall-mountable wireless printer
Ransmeier & Floyd han sido los creadores de este nuevo concepto de impresoras. Aparentemente imita a un cuadro cualquiera, la novedad es que al estar colgada de la pared, una vez haya acabado de imprimir el documento deseado, éste queda a modo de lámina en el cuadro.

Además de la posición de pared, también se puede colocar sobre el escritorio, como si fuera un marco de fotos.

Evidentemente la impresora se conecta al ordenador mediante wireless, aunque lo que no se detalla es la fuente de alimentación, se desconoce si será por batería o bien por medio de un cable.

Vía | They should do that
Sitio oficial | Ransmeier & Floyd

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *