23 septiembre 2014 Curiosidades, Tecnología

impresora

Las impresoras 3D que no hace mucho irrumpían en el mercado terrestre, dan el salto al espacio. Made in Spain junto a la NASA ha diseñado la primera impresora 3D de gravedad cero que fue lanzada el pasado día 20 de septiembre hacia la Estación Espacial Internacional. Zero-G Printer es el nombre con el que se ha bautizado ha esta impresora que funciona con gravedad cero, y que da el pistoletazo de salida a la creación y el desarrollo de objetos y materiales lejos del planeta Tierra.

Para que la Estación Espacial pudiese recibir esta novedad la máquina ha tenido que pasar por más de 30.000 horas de prueba. La Zero-G Printer tiene entre sus características la capacidad de imprimir plástico ABS a una velocidad de 40mm/s, lo que la convierte en representante de una nueva revolución de la impresión en 3D y la fabricación aditiva, como ha indicado LaNetra Tate, la principal investigadora en Fabricaciones Avanzadas de la NASA.

La gran importancia de la colaboración de NASA y Made In Space radica en dar un paso hacia la exploración del espacio exterior, e incluso, la posibilidad de instalarse en otro planeta: supone anticiparse a las necesidades y crear sobre la marcha, ya que las naves no pueden realizar envíos cuando se les acaba el material. Esto marca la relevancia de productos como la Zero-G Printer, que significan un cambio en el futuro de la exploración espacial.

La impresora, lanzada a bordo de la nave Dragon de SpaceX, forma parte de la misión que trata de llevar a la Estación Espacial Internacional tecnología, biología, biotecnología e investigaciones. El regreso a la Tierra de la misión de Dragon deberá realizarse con el mismo tipo de carga.

Vía | MadeinSpace

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 septiembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *