3 noviembre 2009 Automóvil, Telefonía

¿Qué resulta de juntar la aplicación iDriver con el Spirit of Berlin? Pues resulta… un coche que se controla con un iPhone. Nuestros compañeros de Highmotor nos adelantaban como arrancar nuestro coche desde el iPhone, pero ahora podremos conducirlo. Esta idea nace en Alemania de la mano de un grupo universitario de Berlín.

iDriver es la aplicación con la que se ha conseguido simular un volante, y ambos pedales, aceleración y deceleración, botones táctiles en la pantalla del iPhone. Además, han instalado antenas y sensores para que pueda funcionar de manera totalmente autónoma, pura comodidad.

Vía | Wayerless

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *