24 diciembre 2014 Automóvil

androidauto

Google, que ya está presente en smartphones, tablets, televisiones y wereables, ahora quiere convertirse en un habitual de nuestros coches con Android Auto. Conocíamos los planes de expansión de la compañía, pero esto es ir mucho más allá mediante la inclusión en casi todos los mercados posibles.

Android Auto es una interfaz que funcionaría junto con otros sistemas como Sync de Ford y que permitirá al usuario utilizar las aplicaciones y herramientas instaladas en su dispositivo con Android a través de la pantalla del automóvil.

Pero esto no es todo, pues según Reuters, Google trataría de llegar a un acuerdo con los fabricantes para que Android Auto sea un sistema operativo instalado por defecto en los vehículos, convirtiendo así apps como Google Maps en el principal servicio a utilizar por el conductor.

Android-Auto

La integración de esta herramienta significaría que ya no sería necesario conectar un dispositivo Android, pues las funciones de Android Auto podrían ejecutarse sin ningún problema. Esta idea es totalmente viable, ya que cada vez existen más automóviles que cuentan con antenas y sensores, necesarios para la utilización del GPS o el WiFi.

Sin embargo, para que Google lleve a cabo su expansión, primero debe convencer a los socios y fabricantes de coches para que lo incluyan en todos y cada uno de los nuevos automóviles, algo que no será fácil de conseguir. Igualmente, se espera la primera versión de esta interfaz a partir de 2015.

Lo cierto es que Google cuenta con algunos puntos a su favor, pues los usuarios conocen el sistema y puede llamar su atención a la hora de comprar un coche que cuenta con servicios como Maps o Gmail, aplicaciones que utilizan desde su móvil y ordenador. Tendremos que esperar para ver si Google consigue lo que se ha propuesto o si se le escapará el negocio de los automóviles.

Vía | Reuters

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *