15 septiembre 2011 Curiosidades, Tecnología

Google

Uno de los principales problemas que se encuentran compañías relativamente jóvenes como Google es su escasez de propiedad intelectual e industrial. Al llevar operando poco tiempo muchas de las tecnologías que desarrollan pueden estar basadas en ideas y patentes registradas con anterioridad por otra compañía que lleva más tiempo en el mercado y que por tanto ha tenido más tiempo para desarrollar la idea.

El problema se acentúa hasta el extremo cuando tienes un producto tan exitoso como Android. De momento los rivales no se atreven con un gigante como Google pero si que van a la caza y captura de sus colaboradores. Y ya hemos visto varios casos de como estos colaboradores llevan las de perder.

Por lo tanto se ha convertido un una misión vital para Google el hacerse con una amplia cartera de patentes por dos motivos: adquirir el derecho legal a utilizar tecnologías patentadas por otros así como contar con armas preventivas. Si tu me denuncias por la patente X yo te denuncio por la patente Y que ya pactaremos antes de juicio.

Por lo tanto no es de extrañar que Google comprase un total de 1023 patentes a IBM tan solo dos días después de anunciar la compra de Motorola. De hecho Google ya había comprado otras 1030 patentes de IBM el pasado mes de julio y ha participado otras subastas.

De momento se desconoce la cifra pagada por Google para hacerse con dichas patentes ya que han declinado comentar al respecto responsables tanto de Google como de IBM. De todas formas, y visto como está de cargado el ambiente entre las principales compañías tecnológicas del mundo, no sería de extrañar que dichas patentes entren pronto en juego ya sea utilizadas por la propia Google o bien siendo cedidas a alguno de sus colaboradores.

Vía | Bloomberg

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *