2 noviembre 2015 Accesorios

Gest_brazalete
Hace unos días hablaba en un post sobre un teclado con la forma de un antiguo teclado de máquina de escribir clásica. Este teclado era la manera para que los nostálgicos, entre los que me incluyo, no solo tengamos un teclado físico, sino que nos retraiga a un formato muy concreto. Ahora, nos despertamos con la posibilidad de prescindir del teclado y sustituirlo por una versión virtual que tiene como interface un brazalete.

Gest, que es como se llama este proyecto, se acopla a la muñeca y a los dedos, de manera que capten los movimientos que se realizan para teclear. Mediante un complejo sistema compuesto por varios sensores, acelerómetros, magnetómetros y giroscópios que recogen los movimientos de las manos y los trasladan al dispositivo que se esté utilizando.

El brazalete sitúa los dedos en el teclado de la pantalla, de manera que también puede hacer funcionar el ratón, haciendo clic y haciendo que ejecute las instrucciones dadas. Según los desarrolladores, tiene una gran precisión y no debe ocurrir ningún error a la hora de posicionar el movimiento de los dedos.

Con los dos brazaletes se puede simular la existencia de un teclado físico

Según nos cuentan, un diseñador podrá mover las imágenes del Photoshop y hacer los cambios necesarios para manipularlas, gracias al brazalete. Con esto, se ganaría en eficiencia y agilidad a la hora de interactuar con el dispositivo, gracias a la utilización de este sistema que no requiere una interactuación física directa, sino a través de la conexión Bluetooth.

Por supuesto, los desarrolladores también han puesto el acento en la utilización de este brazalete en la realidad virtual, donde podría tener un papel bastante importante. Eso sí, continúa siendo un proyecto que busca financiación y que quiere salir al mercado con 0 errores, permitiendo una utilización completa como teclado virtual y ratón sin problemas.

Está Kickstarter, al parecer en un estado bastante avanzado y se podrá comenzar a disfrutar dentro de exactamente un año, en el mes de noviembre de 2016 a un precio de 149 dólares. Sí, suena muy bien y resultará un complemento muy espectacular, pero yo sigo preferiendo el otro teclado, el que puedo tocar. Manías…

Vía | T3

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *