25 octubre 2016 Telefonía

galaxy-note-7

La cancelación de la producción del Samsung Galaxy Note 7 después de las explosiones que sufrían los terminales parecía haber acallado los problemas de la marca con sus terminales. La mala imagen podía ser superada, con dificultad, pero sin consecuencias a largo plazo para la marca, gracias a sus equipos de marketing. Todo parecía solucionado y Samsung ofrecería una explicación sobre lo ocurrido con los teléfonos defectuosos y seguiría adelante.

Pero desde la propia marca nos llegan noticias de que el misterio continúa y todavía no saben qué ha causado las explosiones de los teléfonos. Se piensa que las baterías eran demasiado pequeñas para la capacidad que tenían, pero nada confirma esta situación. Los ingenieros continúan buscando una explicación y mientras, hay consecuencias inesperadas que siguen causando incertidumbre. Una de las víctimas de esta situación es el S8, un terminal que tenía que llegar pronto, pero que ha visto como se retrasa su fabricación en masa.

galaxy-note-7-2

Nadie quiere verse de nuevo metido en este problema, así que el terminal ha parado su desarrollo y esperará a que se resuelva el enigma. Un pequeño retraso que puede ser solo de 15 días, mientras los ingenieros de Samsung trabajan contra reloj para determinar el problema real del dispositivo y evitar que se repita en el que va a ser el buque insignia de la compañía.

Samsung ha anunciado que tendrá listo el S8 y el Galaxy Note 8 para el próximo añoEl problema podría repetirse en el nuevo terminal, algo que complicaría mucho los próximos años de una de las marcas mejor valoradas en el ámbito de la telefonía móvil. Un error puede solucionarse, con dificultad y con mucho trabajo, pero se puede arreglar. Un segundo desliz que ponga en jaque millones de terminales que se suponen uno de los más avanzados del mercado, podría significar un daño inmenso para la marca.

Así que tendremos que esperar algunos meses, en el mejor de los casos, para tener entre las manos el terminal que iba a revolucionar el mundo de los smartphones. ¿Tendrá esto alguna consecuencia en el resto de las marcas, con una ralentización de los lanzamientos? Si existen problemas reales, muchos de ellos se lo pensarán dos veces antes de lanzar un modelo que no tenga todas las garantías de funcionar correctamente.

Por ahora, desde Samsung han anunciado que habrá un Galaxy Note 8 el próximo año, se supone que con los problemas resueltos y que los ofrecerán con un descuento del 50% a los poseedores de un Galaxy Note 7. Eso sí, por ahora solo lo ha anunciado en Corea del Sur, así que en Europa todavía no tenemos nada confirmado.

Vía | The Wall Street Journal

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

1 comentario
  • Menudo desastre el Note7Gate…va a lastrar al Galaxy S8, que va a ser mirado con lupa en las reviews y análisis. Supongo que el Galaxy S8 va a tener unos test de funcionamiento y batería bestiales.

    Buen post.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *