16 octubre 2015 Accesorios, Hogar digital

maleta_gro
Cuando se viaja mucho, pasamos muchas horas tirando de la maleta. Son cientos de kilómetros cargando con esa pequeña bolsa que puede subir a las cabinas de los aviones, y que de paso, nos resulta muy incómoda. Las ruedas pequeñas, un centro de gravedad mal colocado… Un infierno. Pero alguien ha pensado en ese tipo de usuarios y por ello ha nacido G-RO, una maleta todoterreno que ha sido protagonista de una campaña de Kickstarter.

Esta maleta cuenta con dos grandes ruedas situadas en los laterales, de manera que resultan más prácticas a la hora de moverse por cualquier tipo de superficie. Son ruedas con un diámetro considerable, que ocupan casi la mitad de la altura y pueden rodar por cualquier suelo sin encontrar apenas resistencia. La G-RO está diseñada para que el centro de gravedad esté cerca del eje de la rueda, lo que favorece la estabilidad y evita que caiga si se suelta.

Estas ruedas también crean una buena protección lateral. Al ser un material rígido, crean una barrera que complementa la resistencia de la cubierta, que también está fabricada en plástico rígido. El interior tiende varios compartimentos para llevar de manera ordenada la ropa y lo que se necesite. Pero también los dispositivos tienen un lugar pensado para ellos en el interior.

maleta_gro_1

Unos departamentos en el interior pueden llevar el móvil, la tablet y un portátil de hasta 15 pulgadas de forma cómoda y sobre todo, segura. En la maleta G-RO está perfectamente resguardados y a salvo de golpes. Pero las ventajas de esta maleta no terminan ahí, pensando en los dispositivos móviles.

La carga de estos cuando se viaja siempre es algo que preocupa. Si se está trabajando en el tren, o simplemente disfrutando de una película o de música, es posible que a la llegada al destino no haya carga. Para mantener tanto el portátil como el resto de gadgets con carga, esta maleta cuenta con una batería de 23.000 mAh y permite cargarlos gracias a los distintos conectores que equipa.

Y todo ello, con unas medidas que le permiten viajar en las cabinas de los aviones, para poder utilizar la batería cuando sea necesario. La campaña en Kicstarter ya ha obtenido 225.000 dólares por encima de lo que solicitaba, así que cuando termine la campaña, en el mes de diciembre, no tardará en estar lista para ser enviada a los patrocinadores. Su precio será de 500 dólares, aunque en campaña cuesta un poco más de la mitad, 279 dólares.

Vía | T3

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *