3 marzo 2010 Consolas

PSN

Parece que el equipo de ARM se ha cubierto de gloria con el problema del 1 de marzo de 2010 en las PlayStation3. Sony se ha pronunciado debido a este problema que dejaba sin poder jugar a todos los propietarios de la primera versión de la PlayStation 3. Según parece finalmente el problema estaba ubicado en el procesador ARM que hace funcionar a la consola.

Por suerte el problema ha sido solucionado en un tiempo relativamente corto (aunque los que querían jugar no dirán lo mismo) y parece que ya todo funciona correctamente. Esperemos que Sony revise muy a fondo la consola para que no vuelvan a ocurrir problemas de este tipo en un futuro.

Vía | Joystiq

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *