31 octubre 2014 Consumibles, Tecnología

portada-eye

Últimamente casi todos nuestros dispositivos electrónicos tienen de una manera u otra conectividad inalámbrica, pero lo que mucho de vosotros no sabe es que hasta algunas cámaras de fotografía digital pueden tener esta función y en caso de no tenerla utilizar la solución que hoy os traemos. Se trata de la tarjeta Eye-Fi.

Eye-Fi, para el que no lo sepa, es un fabricante especializado en tarjetas con conectividad WiFi, capaz de enviar las fotos y vídeos casi en tiempo real desde nuestra cámara a nuestro ordenador, e incluso a nuestro smarthphone, ya sea Android o iOS. Gracias a la compañía hemos estado probando una de estar tarjetas y a continuación os dejamos nuestra experiencia de uso.

Características

sd-eye-fi

La Eye-Fi, si la vemos a simple vista nos parece una tarjeta SD de lo más normal. Pero si nos fijamos en su interior es donde de verdad vemos la diferencia, ya que encontramos un procesador ARM, un módulo WiFi y el chip de memoria.

Este procesador ARM es el que en todo momento se encarga de la gestión, pero la función principal es asegurarse que la transferencia por WiFi solo se active cuando haya fotos pendientes por transferir. Asegurando así la batería de nuestro dispositivo.

El módulo WiFi, el cual es compatible con los estándares actuales, solo tiene función de hotspot. Por lo que tan solo podremos conectarlo a una red WiFi que se crea de forma interna entre el dispositivo y la tarjeta.

En cuanto al módulo de memoria, encontramos que este está desarrollado por Samsung y es de clase 10, por lo que podemos asegurar una transferencia de lectura y escritura muy rápida.

Configuración

app-eye

La configuración de la Eye-Fi no es nada complicada, tan solo tendremos que asegurarnos que la cámara que tenemos es compatible con este tipo de tarjeta y tecnología. Asegurándonos esto, tan solo tendremos que descargar la aplicación de Eye-Fi para iOS o Android e introducir un código de activación que nos ofrecen en una tarjeta.

Si todo se ha hecho correctamente, a partir de ese momento, toda imagen que sea tomada con la cámara será transferida a nuestro dispositivo en unos segundos, aunque en iOS algunos tipos de archivos no son compatibles, pero en Android, Windows y Mac no hay ningún problema.

Opinión

Si eres un profesional y tu trabajo es en formato RAW, este tipo de tarjeta no te servirá, ya que tendrás que optar a otra de gama superior llamada Eye-Fi Pro X2. Pero si por el contrario sueles tirar las fotos en jpeg, este es el tipo de tarjeta que buscas. Desde que la he estado probando me he ahorrado bastante tiempo de no tener que estar sacando la tarjeta para pasar las fotografías. Además la velocidad de transferencia es muy buena, ya que hablamos de unos dos segundos por cada imagen aproximadamente.

Esta se puede adquirir en tres capacidades, 8, 16 y 32 GB, con un coste de 36, 52 y 68 euros, por lo que no está nada mal viendo las posibilidades que nos ofrece.

Más información | Eye-Fi

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 31 octubre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *