8 junio 2011 Curiosidades, Tecnología

Fábrica de Intel

Hace unas semanas conocíamos la noticia de que una explosión en una fábrica de Foxconn en China había dejado varios muertos y heridos. En esta ocasión el problema ha estado en una planta de Intel y no ha sido en China, sino en EEUU, un país donde en principio las fábricas deberían disponer de más y mejores sistemas de seguridad.

La planta afectada ha sido la de Phoenix (Arizona) y el resultado ha sido el de siete personas heridas. Según parece el problema ha ocurrido en una zona de tratamiento de disolvente en una zona donde se producen chips de 22nm. El presidente de Intel ha corrido a lanzar un comunicado avisando de que no ha habido fugas de materiales tóxicos que pudiesen afectar a la ciudad cercana a la fábrica.

Intel ya ha iniciado una investigación para conocer cual ha sido el motivo de esta explosión e intentar frenar por todos los medios que se vuelva a producir otra desgracia como esta. Sin duda la compañía tiene que poner todos los medios posibles para evitar este tipo de accidentes en el futuro.

Vía | BizJournals

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *